Autoridades municipales y estatales encabezaron un recorrido por el Centro Histórico de Puebla a fin de atestiguar las condiciones de la ciudad, tras los sismos ocurridos hoy.

Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla, acompañado por autoridades municipales y personal de Seguridad Pública, indicó que tanto en la capital del estado como en el interior no hay reporte de daños.

En entrevista indicó que se registraron algunas crisis nerviosas pero afortunadamente sin daños severos. Apuntó que se hacen las revisiones de protocolo desde el primer minuto que se registró el movimiento telúrico, por lo que invitó a la población a mantenerse en calma

“Cabe señalar que la alarma sísmica sonó de manera oportuna y eso permitió la evacuación inmediata de los viejos inmuebles”, reiteró tras señalar que en el recorrido revisan inmuebles, templos religiosos y los espacios que resultaron dañados por el sismo de septiembre pasado.

Por su parte, Luis Banck, presidente municipal de Puebla, reportó saldo blanco en la capital del estado donde también se revisaron los edificios que resultaron dañados por el movimiento del pasado 19 de septiembre.

Agregó que por el momento debe prevalecer la calma entre la población y estar atenta ante las réplicas que podrían registrase en las próximas horas, por lo que recomendó evitar caminar sobre las banquetas del Centro Histórico y en cambio hacerlo por el arroyo vehicular.