El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, dio a conocer que con una inversión de 60 millones de pesos, la Ciudad de México contará con un segundo Hospital Veterinario público, especializado en razas pequeñas.

Señaló que estará ubicado al poniente de la capital del país, en la Avenida 5 de Mayo, colonia Merced Gómez de la delegación Álvaro Obregón, sobre un predio de dos mil 500 metros cuadrados, y será el segundo en su tipo en toda América Latina. El primero fue inaugurado en febrero de 2016 en Iztapalapa.

En el Salón Murales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, destacó que el primero que opera en Iztapalapa funciona de manera óptima, al grado de que  veterinarias de la capital, "cuando ya tienen una complicación mayor, incluso llevan ahí a los animales de compañía y se han salvado vidas”.

Este primer hospital ofrece vacunas, consultas y medicina preventiva de forma gratuita; en caso de requerir una intervención mayor, los precios son accesibles en beneficio de la economía de los usuarios, por lo que se espera lo mismo del segundo, cuya construcción está a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios.

Por su parte, el secretario de Obras y Servicios, Édgar Tungüí Rodríguez, explicó que será un inmueble de tres niveles donde se alojarán áreas para urgencias, infectología, consultas, cirugías, esterilización, laboratorios clínicos, así como salas de hospitalización y recuperación.

Una vez que se cuente con la asignación de recursos y concluyan los trámites administrativos, tomará seis meses la construcción, sostuvo, al adelantar que se prevé iniciar a finales de marzo, después de que la dependencia tome posesión del terreno y concluya el plan médico arquitectónico en coordinación con la Secretaría de Salud.

Édgar Tungüí detalló que el método constructivo será similar al de Iztapalapa, a base de materiales elaborados con polímeros reforzados, método innovador que sustituye las construcciones de ladrillo o estructuras de metal, sistema que permite ahorrar hasta 30 por ciento del costo de la obra y del tiempo.

Asimismo, garantiza un menor mantenimiento, pues no necesita impermeabilización, cuenta con revestimiento anti grafiti, es de limpieza sencilla y ofrece una mayor seguridad para las edificaciones.

Por otra parte, reportó que esta semana concluyeron las labores de demolición controlada en los edificios ubicados en Chiapas 140, en la colonia Roma Norte; y en Álvaro Obregón 286, en la Hipódromo, ambos en la delegación Cuauhtémoc; así como en Azores 609, colonia Portales Norte, de la delegación Benito Juárez.

Detalló que el edificio de la Roma Norte tenía ocho niveles y, a consecuencia del sismo sufrió daño estructural en columnas, muros y cimientos. Las labores se efectuaron en 24 días con apoyo de una cuadrilla de 15 trabajadores y una máquina retroexcavadora.

En tanto, en cuatro días fue demolida la planta baja del inmueble localizado en Álvaro Obregón 286. Labores que se llevaron a cabo con apoyo de 11 trabajadores y dos máquinas retroexcavadoras. Durante las actividades fueron rescatados siete vehículos y una motocicleta; se tiene programado concluir la limpieza durante este viernes.

Dijo también que el sábado pasado se dieron por concluidas las labores de demolición en el inmueble localizado en Azores 609, donde se encontraban dos torres de departamentos de cuatro niveles cada una; con el sismo, la torre frontal resultó con daños graves y por ello se procedió al derrumbe controlado, mismo que se efectuó en 51 días.

Además, el lunes 12 de febrero inició la demolición del edificio 1C de la Unidad Habitacional Tlalpan, con lo que la Secretaría de Obras y Servicios ha demolido 18 inmuebles y continúa en la mitigación de riesgo en 24 más, puntualizó.