La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró a 23 ejemplares de fauna silvestre, entre los que se encontraban aves y monos que portaba una persona en la Caseta de Chalco, Estado de México.

El detenido, quien viajaba en un camión proveniente del estado de Tabasco a la Ciudad de México, portaba una caja de cartón y una maleta acondicionada con orificios de respiración, donde llevaba ocho crías de Mono aullador negro o Saraguato negro (Alouatta pigra), una especie catalogada en peligro de extinción.

Además transportaba una jaula de madera con nueve compartimentos, donde se albergaban 15 ejemplares de aves tipo calandrias (Icterus cucullatus).

En un comunicado, la Profepa detalló que los ejemplares de mono fueron trasladados a una Unidad especializada de atención para primates, mientras que las aves fueron enviadas al Centro para la Conservación e Investigación de Vida Silvestre (CIVS) “Los Reyes” del Estado de México.

Por otro lado, mencionó que la persona detenida fue puesta a disposición del Ministerio Público de la Federación, luego de no presentar la documentación que acredita la procedencia legal de los animales que además se encontraban en estado de deshidratación.

Este viernes, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Puebla también aseguró de manera precautoria a 44 búfalos de agua (Bubalus bubalis) en el municipio de San Gregorio Atzompa.

Derivado de una denuncia, los inspectores constataron la existencia de los 44 bóvidos en malas condiciones, con signos de desnutrición avanzada y maltrato, además que el dueño del lugar no pudo acreditar la procedencia legal de los animales.

La Profepa recordó que los ejemplares exóticos son aquellos que se encuentran fuera de su ámbito natural y que quien los conserve debe comprobar que fueron producto de un aprovechamiento sustentable, así como demostrar la documentación que acredite su procedencia legal.