> Paulina Jaimes evoca procesos sombríos del ser humano en “Epidermide”

Paulina Jaimes evoca procesos sombríos del ser humano en “Epidermide”

El elemento tierra y los procesos más sombríos del ser humano, son abordados por la pintora mexicana Paulina Jaimes en “Epidermide”, primera exposición individual que organiza Taller 138 Galería...

El elemento tierra y los procesos más sombríos del ser humano, son abordados por la pintora mexicana Paulina Jaimes en “Epidermide”, primera exposición individual que organiza Taller 138 Galería, ubicado en Santa María la Ribera, de esta capital.

“Epidermide” se plantea desde los carbones y la gráfica, con personajes que poseen tonalidades azules, rosas y verdes, haciendo alusión al proceso de muerte y renacimiento. Una especie de contradicción que resulta fascinante, pues a partir de algo tan lamentable, se puede encontrar belleza, señalan sus promotores en un comunicado.

La artista mexicana describió que es importante que como sociedad nos demos cuenta de los contrastes, que no todo en la vida tiene que ser bueno, sino lo contrario, ir al fondo de las cosas y hacer catarsis para volver a resurgir en algo diferente. “Esa parte oscura me fascina y últimamente me he adentrado en la sombra” confesó.

A través de una exposición compuesta de 14 cuadros, la pintora muestra a personajes sumergidos de alguna forma en la tierra, ya que para ella este elemento nos regresa de nuevo a la vida y nos nutre. Jaimes cierra y abre nuevos ciclos, pues siente la necesidad de trabajar en torno al elemento fuego.

Paulina reveló que sus personajes tienen colores azules, rosas y verdes haciendo alusión a una anécdota sobre unas fotos que vio hace muchos años de una granja de cadáveres, donde investigaban el proceso de descomposición de animales a la intemperie con el fin de facilitar el estudio de las condiciones relacionadas a los cuerpos humanos encontrados en fosas. 

“El ver esas fotos fue para mí muy impactante… ver belleza en esos cadáveres porque justo los minerales de la tierra les daban esa coloración entre rosa, verde y azul… Una especie de contradicción que me fascinó, cómo de algo que es muy lamentable se puede encontrar belleza” explicó.

“Confirmar la frase de que polvo eres y en polvo te convertirás. Somos polvo de estrellas y desde ahí empieza lo místico”, enfatizó Jaimes, quien dijo ser consciente de que existen otros medios más contemporáneos, pero al ser fiel a su propuesta y trabajar con materiales más naturales, más orgánicos, han marcado su camino como artista.

“He tenido la fortuna de jugar y divertirme a través del proceso de varias técnicas, que van desde el óleo, ya que siempre me visualicé como pintora de lo tradicional, lo que para la gente era renuente hace más de una década”, compartió la joven creadora. 

Paulina también ha experimentado con temples a manera de salida inmediata y rápida para su propuesta en carbones, con el fin de obtener un efecto de grandeza y a la vez sencillez.

“Ser pintora no significa solo pintar, sino cómo te involucras con los materiales para poder decir cosas, cómo puedes funcionar a partir de conocer esa variedad de herramientas y aprovechar sus cualidades para decir una idea con mayor fuerza.”

Paulina Jaimes inició su camino como creadora en 2009. “Cuando inicias este camino no sabes cómo definirte, si tu discurso debe ser social, político o humano. Por lo que de repente me cuestioné ¿para qué hago énfasis en el tema ahora si lo que necesito saber es quién soy yo?”. 

La artista reconoce la influencia en su trabajo del sociólogo Zygmunt Bauman y el filósofo Gilles Lipovetsky, con quienes se identificó por sus discursos sobre el individualismo.

Mediante la experimentación usando tela mojada y sumergiendo a sus personajes en el agua, la artista regresaba al origen y cuestionaba nuestro origen como ser humanos.

Dar un paso a nivel creativo sin antes digerir la información que se quiere transmitir, no entra en el proceso de Jaimes. Ella no habla sobre temas que no comprende, sin embargo, no es un discurso que ella genere para los demás, sino es más introspectivo.

“A lo largo de mi camino descubrí lo vulnerable que puedo ser; por decir algo, si hablo de sangre es porque vivimos en una faceta difícil para un México en el que se nos plantea la sangre, y desde ahí cómo lo digerimos para transformarlo de otra manera y poder avanzar a un nivel si creativo, pero más espiritual”.

La exposición “Epidermide” será inaugurada el jueves 22 de febrero a las 19:00 horas en el Taller 138 Galería, ubicado en la calle Santa María la Ribera 138 (a media cuadra del kiosko Morisco) en la colonia Santa María la Ribera.