Miles de israelíes salieron hoy a las calles a exigirle al primer ministro Benjamin Netanyahu su renuncia inmediata, luego de la recomendación emitida en  día pasados de la Policía de que sea acusado por cargos de corrupción.

Durante la protesta los manifestantes pidieron al Fiscal General Avichai Mandelblit que agilice el manejo legal de los dos casos del primer ministro.

El martes pasado, la Policía de Israel recomendó a la Fiscalía imputar a Netanyahu por fraude, soborno y abuso de confianza, tras un año de investigación, que concluyó que existen indicios suficientes para proceder a la imputación en dos casos que pesan en su contra.

En uno de los casos, llamado “Caso 1000”, Netanyahu es sospechoso de aceptar generosos obsequios de ricos benefactores a cambio de promover sus intereses, y en el segundo, “Caso 2000”, considera que el primer ministro intentó llegar a un acuerdo de cobertura con el diario Yedioth Ahronoth.

Con pancartas en mano en las que se leían frases como: "Ministro del crimen", "Corrupto, vete a casa" o "Netanyahu bajo investigación es un peligro para Israel", los manifestantes pidieron al primer ministro renunciar o al menos dejar su cargo hasta que se aclare las acusaciones en su contra. 

Entre los asistentes, que según las autoridades fueron unos dos mil, el ex Comisionado de Policía, Assaf Hefetz, quien consideró que funcionario público puede continuar en su cargo bajo las circunstancias que tiene ahora Netanyahu, según un reporte del sitio Ynetnews.

"En mi opinión hace dos meses que debería haber tomado un permiso de ausencia voluntaria… Estamos aquí para proclamar las normas adecuadas, no las deficientes en la plenaria de la Kneset (Parlamento). El clima alimenta el pantano de la corrupción", dijo el ex jefe de Policía.

Hefetz también se refirió a los ataques del primer ministro Netanyahu contra el actual jefe de la Policía, Roni Alsheikh y los detectives que llevaron a cabo la investigación en su contra.

"Netanyahu está utilizando micrófonos para atacar a la Policía. Discapacitar a las autoridades policiales es un elemento central del pantano de la corrupción y no debe permitirse", subrayó molesto, tras recordar que en ningún otro momento en la historia el jefe de policía y la policía fueron atacados.

El primer ministro israelí, quien considera que la recomendación de la Policía de que sea acusado de corrupción es "tendenciosa” y está “llena de agujeros”, prometió en días pasado que nada lo hará renunciar y que permanecerá en su cargo.

"Después de leer el informe de recomendaciones, puedo decir que este es un documento sesgado y extremo lleno de agujeros, como el queso suizo, y no contiene agua", afirmó Netanyahu, ante la solicitud policial.

De acuerdo con la recomendación que emitió la policía el martes por la noche, Netanyahu aceptó casi 300 mil dólares en regalos de dos multimillonarios, uno de ellos el productor de cine Arnon Milchan, a cambio de promover sus intereses.

Sin embrago, el jefe de gobierno israelí afirmó que las recomendaciones no tuvieron en cuenta sus 20 años de amistad con el productor de Hollywood, durante los cuales se dieron obsequios mutuos, además de que se exageró el valor de los regalos que le dio Milchan.

Netanyahu afirmó que su coalición gobernante se mantiene estable y que ni él ni nadie en su coalición tenía la intención de renuncia. "Trabajaremos juntos hasta el final”, subrayó, tras reiterar que "la verdad saldrá a la luz y nada saldrá de esto".