Aliados del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pagaron para encubrir una relación extramarital adicional que el mandatario mantuvo ya casado con su actual esposa, Melania, en este caso con una exmodelo de la revista Playboy, de acuerdo con la revista The New Yorker.

Publicada este viernes en su plataforma digital, la investigación señaló que Trump mantuvo una relación extramarital con Karen McDougal a partir de 2006, y que la casa editora del tabloide amarillista National Enquirer pagó para evitar que la exmodelo revelara detalles sobre los encuentros.

De acuerdo con la exmodelo, la editorial American Media le ofreció un pago de 150 mil dólares por obtener los derechos exclusivos de su encuentro con Trump, aunque luego nunca publicó ya ese testimonio. La editorial sin embargo sólo pagó a McDougal 82 mil 500 dólares.

Esta nueva investigación, escrita por Ronnan Farrow, autor de uno de los informes que revelaron la dimensión del acoso del productor Harvey Weinstein, tiene varias similitudes con la revelación de que el abogado de Trump pagó dinero para encubrir su relación con la actriz porno Stormy Daniels.

Apenas esta semana, el abogado Michael Cohen aceptó que pagó a la actriz a fin de que ésta no revelara durante las campañas presidenciales el encuentro extramarital que sostuvo con Trump.

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, descalificó la investigación de The New Yorker como “noticias falsas”, tal como pudo haber hecho el propio Trump. Precisó: “el presidente dice que nunca tuvo una relación con McDougal”.

La investigación se basa en notas escritas por la propia McDougal, que detallan sus encuentros con Trump en el Hotel Beverly Hills entre 2006 y 2007. Destacó que el ahora presidente ofreció pagarle desde su primer encuentro, lo que ella rechazó diciendo que lo había hecho por atracción.

McDougal explicó que en parte terminó la relación con Trump por un patrón de conductas irrespetuosas de parte del ahora presidente, que incluyeron llamar a la madre de la modelo “vieja bruja” y mofarse de ella por una relación que mantuvo con un hombre afroamericano.

La exmodelo informó además que decidió revelar su historia inspirada en parte por el movimiento #MeToo o #YoTambién contra el acoso y el abuso sexual, y por lo que ella describió como las “consecuencias morales del silencio”.