El Grupo de Trabajo del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en México (OPPMM) manifestó su absoluto compromiso para garantizar que los derechos de ciudadanía de las mujeres serán respetados y ejercidos de manera plena durante el proceso electoral.

El organismo, encabezado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, hizo un llamado a todos los actores involucrados para reconocer los derechos político–electorales del sector femenino.

En un comunicado difundido por Inmujeres, recordó que esos derechos se han obtenido a partir de la lucha y persistencia de mujeres y hombres que han comprendido que el desarrollo democrático del país implica la participación y apropiación del espacio público y político en igualdad de condiciones.

En esa perspectiva, destacó, el principio de paridad será una pieza fundamental para la construcción de la democracia en las elecciones.

“Las mujeres deben participar, en igual proporción, por distintos cargos de elección popular, desde los cuales podrán incidir en la generación de políticas públicas, para lograr la consolidación de una sociedad plural e incluyente”, indicó.

Los integrantes del Observatorio rechazaron cualquier tipo de violencia política en contra de las mujeres, por lo que darán estricto seguimiento a cualquier indicio o manifestación de esta problemática.

Ello, con el propósito de impedir que los derechos de las mujeres sean vulnerados, y de buscar las sanciones más rigurosas a quienes se les comprueben estas conductas.

“Es momento de erradicar cualquier tipo de agresión en contra de las mujeres. La violencia política #NoEsElCosto que las mujeres deben pagar por participar en espacios de toma de decisiones”, señaló.

El Observatorio Nacional refrendó su compromiso con la ciudadanía para garantizar que el cumplimiento efectivo e irrestricto del ejercicio de los derechos de las mujeres.

Confió en que los observatorios locales aumenten esfuerzos encaminados a erradicar la violencia política y de generar un cambio cultural que favorezca el desarrollo de una ciudadanía con igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

“Sumemos esfuerzos para que el proceso electoral 2017-2018 brinde de manera efectiva e irrenunciable las mismas oportunidades a mujeres y hombres. Porque sin mujeres, no hay democracia”, insistió.