El Instituto Nacional Electoral (INE) respeta la decisión del TEPJF de modificar el acuerdo del Consejo General del orgnaismo, pero no la comparte porque en un resultado cerrado “empezar a especular los resultados eso no ayuda al buen desahogo del proceso electoral de este año”, afirmó el consejero Marco Antonio Baños.

En entrevista con Despierta con Loret, indicó que el INE está explorando otras vías para procesar el conteo rápido, "lo más rápido posible", pero la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tiene un efecto difícil para la difusión preliminar de los resultados electorales.

Explicó que para evitar que las personas coloquen las boletas en las urnas equivocadas, el instituto diseñó un mecanismo en el que uno de los escrutadores de la mesa directiva de casillas estará atento para ver en qué lugar el votante deposita la boleta, pues ésta además tiene el color de la urna.

El error podría ser marginal, porque “si hubiera una boleta equivocada de presidente en cada una de las 155 mil urnas y si el resultado fuera cerrado entonces habría problemas ahí, pero eso, siempre y cuando las 155 mil boletas fuera por el mismo candidato, pero eso sería imposible”, señaló.

Mencionó que los funcionarios de mesa directiva de casilla cuando terminan el escrutinio y cómputo de una sola elección tienen que llenar una hoja de operaciones de cómputo, es un documento previo al llenado del acta, donde quedan los resultados específicos.

Por ello, insistió en que explorarán que el conteo rápido tome como base este primer ejercicio para tener a las 22:30 horas los resultados preliminares.

Aclaró que “el corte previo es prácticamente el resultado, el único detalle que abres el resto de las urnas si hay una boleta la sumas también, esa va a ser la única diferencia, estamos explorando esa posibilidad”.

Por separado, también entrevista con Derpierta, la presidenta del TEPJF, Janine Otálora, dijo que abrir cada urna, revisar todos los votos, separarlos, cerrarlos y volverlos a abrir, es riesgoso, porque se manipulan los sufragios antes de contarlos, "estaba aquí un principio de certeza que podía levantar un ciertos sospechosismo por parte de los candidatos".

Además, indicó, abrirlas dos veces "no es un procedimiento previsto en la ley, pues sólo prevé que se abra una sola vez, se cuentan las boletas, y se guardan después en el paquete".