> Con dolor y coraje familias preparan exequias de víctimas en Florida

Con dolor y coraje familias preparan exequias de víctimas en Florida

Con dolor y coraje familiares de las víctimas de la matanza en una secundaria de Florida se preparan hoy para enterrar a sus muertos, luego de conocerse indicios de que las autoridades pasaron por...

Con dolor y coraje familiares de las víctimas de la matanza en una secundaria de Florida se preparan hoy para enterrar a sus muertos, luego de conocerse indicios de que las autoridades pasaron por alto pistas sobre los planes del sospechoso y la falta de control de armas.

Con lágrimas en el rostro, Lori Alhadeff, una madre devastada por la pérdida de su hija Alyssa de 14 años de edad, cuestionó cómo una persona armada con un rifle pudo haber entrado tan fácil a la escuela y acabar con la vida de su hija, y la de otras 16 personas que murieron en la matanza.

“Presidente Trump, por favor haga algo! Haga algo. ¡Acción! ¡Lo necesitamos ahora! ¡Estos niños necesitan seguridad ahora!”, le gritó al mandatario la mujer en televisión nacional en una emisión de la cadena CNN.

Nikolas Cruz, de 19 años de edad, identificado como un exalumno en Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, quien había sido expulsado por indiciplina, ingresó a la escuela el miércoles y abrió fuego con un rifle de asalto AR-15, matando a 15 estudiantes y dos maestros e hiriendo a otros 15.

La matanza, que recuerda otras como la de la primaria Sandy Hook en la que murieron 20 niños y seis adultos en 2012, ha generado cuestionamientos entre los angustiados padres respecto a las medidas de seguridad escolar y renovado el debate nacional sobre violencia armada en las escuelas estadunidenses.

Cruz, quien en su perfil de redes sociales había demostrado su fascinación por las armas y según ex compañeros era agresivo y tuvo incidentes en la escuela por los cuales fue expulsado el año pasado, fue acusado el jueves de 17 cargos de asesinato premeditado, y se ordenó su detención sin fianza.

La abogada defensora pública Melissa McNeill, le dijo a periodistas que Cruz "está triste y tiene remordimientos".

También surgió la duda de si las autoridades pasaron por alto una pista sobre Cruz que pudiera haber evitado la matanza. La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) dijo que había recibido en septiembre un video de Youtube de un usuario bajo el nombre de Nikolas Cruz que decía “Voy a ser un tirador profesional de escuela”.

Robert Lasky, encargado del FBI en Florida, dijo en rueda de prensa que en el momento que surgió no tenía la ubicación o la identidad de la persona. Youtube luego eliminó el video y la investigación fue descartada hasta que el nombre de Cruz apareció en la escuela.

El jefe de la policía de Broward, Scott Israel, detalló los pasos que siguió Cruz para su ataque en la escuela conocida como Douglas y dijo que el joven llegó a través del transporte Uber al colegio, ingresó poco antes de la hora de salida, activó una alarma de incendio y abrió fuego mientras los estudiantes y los maestros salían de los salones de clases.

Luego se confundió entre los estudiantes que salían corriendo de la escuela, compró una bebida en una tienda de Subway y luego visitó un McDonald's antes de ser visto y detenido por un oficial de policía.

Los ex compañeros de clase han descrito a Cruz como agresivo con una reputación de ser un alborotador, así como a alguien que estaba "loco por las armas".

Robert Runcie, superintendente de escuelas de Broward, y otros políticos hablaron sobre las leyes de control de armas la noche del jueves en una vigilia por las víctimas de la matanza.

“Ahora es el momento de promulgar algunas leyes de control de armas en este país”, dijo Runcie a la multitude reunida en un anfiteatro en el había 17 ángeles adornados con luces y flores, cuadros y velas. Los estudiantes dejaron notas sobre cómo mejorar la seguridad en las escuelas.

El presidente Donald Trump se dirigió al país en la víspera en la Casa Blanca en un mensaje en el que enfatizó la seguridad escolar y la salud mental, pero evitó cualquier mención a la política de armas.

Tras el tiroteo, los demócratas en la Cámara de Representantes han criticado a los líderes republicanos por negarse a tomar una legislación sobre el ajuste de las verificaciones de antecedentes para posibles compradores de armas.

Algunos defensores del control de armas y expertos legales dijeron que la matanza de Douglas podría haberse evitado si Florida estuviera entre los estados de Estados Unidos con leyes que permitan a la policía y familias obtener órdenes de restricción que impidan poseer armas de fuego a las personas sospechosas.

El alcalde del condado de Broward, Beam Furr, dijo que Cruz había estado recibiendo tratamiento en una clínica de salud mental por un tiempo, pero que no había vuelto a la clínica por más de un año.

De acuerdo con Jim Lewis un abogado de una familia con la que se había mudado Cruz tras la muerte de su madre adoptiva en noviembre pasado, cuando el joven se mudó llevó consigo su AR-15 pero le dijeron que lo mantuviera guardado. La familia pensó que Cruz estaba deprimido por al muerte de su madre, pero no lo atribuyeron a la enfermedad mental, según Lewis.