Con alegría y alivio se recibió hoy en Alemania la noticia sobre la liberación del periodista del diario Die Welt, Deniz Yücel, quien cumplió el pasado miércoles un año en una cárcel en Turquía, aunque su regreso es incierto debido a su situación judicial en ese país.

Bajo la acusación de colaborar con el terrorismo, Yücel fue encarcelado por órdenes del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, mientras realizaba entrevistas con miembros de la oposición en ese país.

La realidad es que Yücel llevaba a cabo una cobertura peeriodística crítica del gobierno de Erdogan, quien no tolera ni críticas ni oposición.

Durante el año transcurrido, las autoridades judiciales turcas mantuvieron al periodista alemán en la carcel en un limbo jurídico porque no le abrieron juicio ni definían con precisión los cargos.

El diario Die Welt anunció este viernes poco después del mediodía que Yücel había sido liberado, información confimada minutos más tarde por el Ministerio de Asuntos Exteriores en Berlín.

Cuando la noticia trascendió hubo reacciones de entusiasmo y alegría, tanto del gobierno como de la opinión pública. Hubo quienes pusieron a sonar los claxons de sus coches para celebrar, incluso la comunidad turca en Alemania también se alegró.

Sin embargo, su regreso a Alemania es incierto debido a que, de acuerdo con información procedente de Ankara, la Fiscalía turca presentó la demanda de 18 años de cárcel contra Yücel. Su situación judicial sigue teniendo facetas de gran incertidumbre.

En principio ya se confirmó que dejó la cárcel y fue recibido por su esposa. El Ministerio alemán de Asuntos Exteriores confirmó asimismo la salida de Yücel de la prisión. Lo que aún queda por confirmar es si Yücel podrá salir de Turquía de regreso a Alemania, un punto que se dfinirá en las próximas horas.

El antecedente inmediato es que la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, sostuvo el jueves en Berlín una conversación con el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim. Después sostuvieron un encuentro con la prensa y Merkel declaró que esperaba un juicio rápido que posibilitara en breve la liberación de Yücel.

Yildirim dijo a su vez que consideraba que la liberación se produciría muy pronto, y este viernes tuvo lugar.

El caso de Yücel a causa de represión en Turquía contra la libertad de prensa ha sido uno de los motivos de mayor presión que lastran las relaciones entre los dos países.

Las relaciones bilaterales entre Alemania y Turquía son muy relevantes en el plano estratégico. Ambos países son miembros de la OTAN y la alianza militar defensiva de Occidente, por lo que hay mucha colaboración. En bases militares de la OTAN en Turquía hay contingentes militares alemanes.

El tema de los refugiados tiene también gran peso. El gobierno de Merkel llegó a finales de 2015 a un acuerdo sobre los refugiados que cruzaban Turquía para llegar en forma masiva a Alemania.

A pesar de la buena noticia que significa la liberación del periodista de Die Welt, las relaciones entre los dos países han quedado afectadas.