Corea del Norte conmemoró hoy el aniversario del nacimiento del fallecido líder Kim Jong-il con modestos eventos en comparación con años anteriores, festividad nacional conocida como "Día de la Estrella Brillante".

El líder norcoreano Kim Jong-un visitó el Palacio del Sol de Kumsusan y rindió su "gran homenaje" a Kim Jong-il en el mausoleo nacional al filo de la medianoche, según un reporte de la agencia oficial de noticias KCNA.

"Entró a la sala de la inmortalidad en donde yace Kim Jong-il... (y) rindió su profundo homenaje e hizo una reverencia", indicó la agencia.

El palacio en Pyongyang es el mausoleo para la familia gobernante Kim, incluido el fundador Kim Il-sung.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur había señalado que Corea del Norte podría celebrar el aniversario nacional de este viernes con eventos sencillos en comparación con la escala del aniversario del año pasado.

Este año, la lista de funcionarios acompañantes incluía a funcionarios del partido, pero no oficiales militares, según el informe.

La historia oficial de Corea del Norte insiste en que apareció una nueva estrella brillante y un doble arcoiris cuando Kim Jong-il nació en 1942 en la montaña Baekdu, apreciada por los coreanos.

Pero los historiadores externos coinciden en que Kim Il-sung y su esposa estaban en un campo de refugiados en la Unión Soviética en el momento del nacimiento de Kim Jong-il.

En 2017, el llamado "Kwangmyongsongjol" ("Día de la Estrella Brillante") marcaba el 75 aniversario de Kim Jong-il y se conmemoró con un festival de flores "Kimjongilia" en Pyongyang, un gran baile masivo en la plaza que lleva el nombre del exlíder y un espectacular despliegue de fuegos artificiales.

El año pasado el régimen prolongó las celebración hasta el día 17, en un momento de tensión con la comunidad internacional por el lanzamiento de un misil balístico que le deparó una condena unánime del Consejo de Seguridad de la ONU.

En esta ocasión, la conmemoración tiene lugar en un ambiente de distensión entre Norte y Sur con motivo de la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, tras los acuerdos alcanzados entre Seúl y Pyongyang en enero pasado.