Autoridades de Desarrollo Social Municipal y Seguridad Pública, anunciaron que durante los últimos seis meses han rescatado a 730 personas mediante el programa de inclusión de personas en situación de calle.

El secretario de Desarrollo Social Municipal (SEDESOM), Mario Osuna, manifestó que buscan que los indigentes no continúen en el consumo de drogas ni en la indigencia, que es un tema inédito con impacto positivo.

“Los internos son trasladados a 22 centros de rehabilitación para vivir un tratamiento que tiene como objetivo reintegrarlos a la sociedad, el mayor porcentaje corresponde a varones de entre los 30 y 59 años de edad”, expresó.

El secretario de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Marco Antonio Sotomayor, indicó que la realidad de las adicciones en Tijuana no es un problema de seguridad, sino de salud, que ahí reside la importancia de cambiar la vocación de la Estancia de Infractores.

“Todos los días llegan a la EMI 500 personas, la mayoría son reincidentes, estamos brindando una solución distinta en donde se trata de manera humana a las personas en situación de calle y no sancionarlos por su condición sino tratarles el problema médico”, mencionó.

Comentó que buscan apoyarlos con la adicción y dignificarlos a través del aseo personal, atención médica, ropa, alimento y después canalizarlos a centros de rehabilitación, que habilitaron dentro de la estancia municipal regaderas y corte de pelo.

“En el nuevo circuito de trabajo permanente contamos con dos consultorios médicos y una estancia de espera con módulos de valoración del Instituto Municipal Contra las Adicciones y de la Dirección Municipal”, expresó.