Las acciones de cuatro de los principales fabricantes de pistolas, rifles y municiones en Estados Unidos repuntaron luego del tiroteo registrado el miércoles en una escuela de Florida, donde un adolescente causó la muerte de 17 personas.

Los incrementos en las ganancias de las acciones de fabricantes de armas en Estados Unidos son comunes tras ese tipo de incidentes debido que, de acuerdo con analistas, muchas personas se apresuran a comprar armamento y municiones temerosos de que los políticos aprueben restricciones para su venta.

Bajo ese escenario, cada que sucede un tiroteo masivo en Estados Unidos los títulos de firmas de armamento repuntan como resultado de una mejora en sus ventas y en sus perspectivas de corto plazo.

Las acciones de la empresa American Outdoor Brands Corporation, fabricantes de la popular marca de rifles y pistolas Smith & Wesson, cerraron la víspera con un avance de 5.6 por ciento, mientras que este jueves registraron una ganancia adicional de 1.54 por ciento.

Por su parte, los títulos de la empresa Sturm, Ruger & Company aumentaron la víspera en 2.8 por ciento, aunque este jueves cerraron con una baja mínima de 0.2 por ciento.

Asimismo, la fabricante de municiones y rifles Vista Outdoor avanzó el miércoles 2.8 por ciento en el mercado accionario de Nueva York; mientras la firma de municiones Olin sumó entre miércoles y jueves un avance de casi 3.0 por ciento.

No obstante, el incremento en los precios de las acciones de estas empresas podría atemperarse a partir del viernes, luego de que el presidente Donald Trump emitiera este jueves un discurso sobre el tiroteo en Florida, en el que no hizo alusión a las armas o a una posible restricción en sus ventas.

De hecho, en términos de su valor accionario, el gobierno de Trump es negativo para los fabricantes de armas y municiones, debido a que un presidente tan favorable a su sector no genera las mismas compras impulsivas que una administración que busque restringir la posesión de armamentos.

De acuerdo con una análisis de la revista Fortune, American Outdoor Brands vio sus ingresos reducirse en un 90 por ciento el año pasado, mientras que Sturm Ruger comunicó en octubre que sus ganancias trimestrales cayeron 35 por ciento.