La Cámara de Diputados aprobó por 322 votos reformar el Artículo 280 de la Ley General de Salud, para que en las normas que emite la secretaría federal del ramo, se considere la prohibición progresiva de plaguicidas altamente peligrosos y la transición hacia el uso de sustancias naturales.

El dictamen avalado por los legisladores, señala que en México se utiliza 60 por ciento de 22 plaguicidas clasificados como perjudiciales para la salud y el ambiente y el 42 por ciento se fabrica en nuestro país.

Al fundamentar el dictamen, el panista Jesús Antonio López Rodríguez explicó que el uso de este tipo de químicos plantea diversas amenazas, porque las sustancias con las que se elaboran se esparcen en el aire, tierra y agua, además de que provocan trastornos inmunológicos y algunos tipos de cáncer.

Enfatizó que según diversas investigaciones, su uso daña a niños, jóvenes y adultos; propicia desequilibrios hormonales y cáncer en ciertos casos; produce riesgos para el medio ambiente y pérdida de cubierta forestal.

Las principales entidades que hacen uso de estos plaguicidas son Michoacán, Sinaloa, Veracruz, Jalisco, Nayarit, Colima, Sonora, Baja California, Tamaulipas, Tabasco, Estado de México, Puebla y Oaxaca, dijo.

“En las zonas agrícolas en donde se usan, estas sustancias se dispersan en el aire, suelo y agua, y son sistemáticamente absorbidas, por lo que su población queda expuesta y vulnerable a sus efectos”, sostiene el dictamen.

En su turno, el diputado priista, Pablo Elizondo García, enfatizó que los plaguicidas están compuestos en su mayoría, por materiales peligrosos, por lo que es necesario implementar medidas para su control, prevención y prohibición, con la finalidad de proteger el derecho a la salud y al medio ambiente sano.

Al fijar el posicionamiento del Partido Verde Ecologista de México, la diputada Georgina Paola Villalpando Barrios consideró pertinente incentivar la prohibición progresiva de este tipo de productos hacia sustancias naturales, de acuerdo a recomendaciones internacionales.

Por Morena, el diputado Roberto Guzmán Jacobo destacó que su uso es una práctica común en el campo para abaratar costos, incrementar la producción y evitar la contratación de más trabajadores, pese a que ocasionan enfermedades como desequilibrios hormonales o cáncer.

El diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guadalupe Hernández Alcalá, dijo que los plaguicidas, que pueden causar hasta la muerte, son sustancias químicas empleadas para combatir plagas y favorecer las actividades en la agricultura, pecuarias, salud pública y domésticas.