La diputada federal del PAN, Brenda Velázquez Valdez, promueve una iniciativa para incorporar el concepto de violencia política de género en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Informó que el Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres precisa cinco puntos para identificar su existencia; sin embargo, los conceptos que contiene carecen de sustento legal para que la autoridad actúe contra quien o quienes la cometan.

Por ello consideró indispensable la adición de la fracción VI, al Artículo 6 de la citada legislación, pues "desde la Cámara de Diputados tenemos la obligación de promover los cambios legislativos necesarios en pro de las mujeres y en contra de la discriminación y violencia".

Sobre este tema, refirió que de acuerdo con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) sólo en lo que va del año se han denunciado 52 casos de violencia política de género, de las cuales 10 fueron contra candidatas en procesos electorales y 21 a mujeres en el ejercicio de sus funciones públicas.

Subrayó que es un derecho fundamental que las mujeres disfruten de los mismos derechos y cuenten con las mismas obligaciones que los hombres, por lo que la agresión política por razones de género es inadmisible en una democracia moderna.

Actualmente, precisó, la norma contempla la violencia física, psicológica, patrimonial, económica y sexual, sin hacer referencia al ámbito político.

Este tipo de abuso, especificado en su reforma, comprende todas aquellas acciones u omisiones que se dirigen a una mujer por el hecho de ser mujer, tienen un impacto diferenciado en ellas o les afectan desproporcionadamente, con el objeto o resultado de menoscabar o anular sus derechos político electorales, incluyendo el ejercicio o el acceso a un cargo.