El fabricante canadiense de trenes Bombardier reiteró que el monorriel es el modelo que se necesita para la conexión entre Observatorio y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), ya que no requiere expropiación de terrenos y el costo es menor en 25 por ciento.

El vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Ventas para Canadá, México y Brasil de Bombardier Transportation, Stephane Villeneuve, dijo que parte de las ventajas de este tren es que cuenta con una tecnología que es fácil de integrar a las ciudades, como transitar en curvas muy cerradas, pendientes o rodear edificios.

“Eso significa que no se expropiaría edificios, sino se integraría a la zona urbana y esa es una de las ventajas más importantes”, señaló en entrevista con Notimex, en el marco del XVII Congreso Exporail organizado por la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF).

El directivo destacó además que a través de este sistema se puede movilizar a 50 mil personas por hora, conectaría ambos destinos en solo 40 minutos y correría a una velocidad máxima de hasta un 80 kilómetros por hora.

La propuesta es de cinco estaciones y dos terminales, aunque este esquema puede cambiar a petición de las autoridades, sin embargo, se prevé que este sea un servicio de alta velocidad, argumentó.

Sobre el tiempo de construcción, expuso que este sería de aproximadamente cuatro años, menos que con otro sistema. “Estamos hablando con el gobierno (de la Ciudad de México) para explicarle las ventajas de los diferentes tipos de tecnologías que son posibles para este tipo de conexiones”.

Villeneuve mencionó que para este proyecto estudian la integración de un consorcio, tanto con empresas nacionales como internacionales, para reducir riesgos de cualquier tipo y para entregar un sistema completo.

Cabe mencionar que Bombardier no solo fabrica trenes, sino también los opera y da mantenimiento, con lo que logra una mayor eficiencia de los mismos.

El directivo añadió que continuarán interesados en proyectos "llave en mano" o de diseño y obra en México, en donde la compañía ha invertido importantes recursos en los últimos 25 años.