Entre México y la Unión Europea hay voluntad política para avanzar hacia la modernización del Tratado de Libre Comercio, aseguró el coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), Moisés Kalach.

“En el Tradado con Europa, a diferencia de lo que tenemos en el TLCAN, la voluntad política está ahí”, dijo el representante empresarial en el marco de los trabajos de la novena ronda de renegociación que tiene lugar en la Ciudad de México.

Comentó que en el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) es todavía necesario encontrar soluciones en los temas de indicaciones geográficas o acceso a productos agropecuarios, por ejemplo.

“Sí veo un (cierre del) TLCUEM cercano”, argumentó el empresario, quien insistió en que el equipo mexicano debe cuidar la negociación respecto a productos cárnicos y denominaciones de origen de los quesos.

El presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), Miguel Ángel García Paredes, dijo a Notimex en su momento que en este noveno encuentro existe la posibilidad de lograr un acuerdo y salvaguardar los intereses de ambas partes.

El bloque europeo aceptó que México pueda usar ocho nombres de quesos, empero, todavía están en discusión cinco de 58 variedades: Manchego, Parmesano, Feta, Morbier y Gruyére, explicó.

Confió en que entre ambas naciones se tenga mayor flexibilidad para encontrar un “justo medio” que permita actualizar el tratado comercial.

La Secretaría de Economía informó que las reuniones seguirán hasta el 22 de febrero y están encabezadas por el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Becker Pineda, y el director general adjunto de la Dirección de la Comisión Europea, Mauro Petriccione.