La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), a través del Hospital General de Occidente (HGO), informó que el pasado 6 de febrero atendió a un paciente de 31 años de edad por mordedura de araña violinista, el cual se recupera favorablemente.

La jefa de Terapia Intermedia del HGO, Ana Priscila Hernández Ortega, señaló que el paciente, originario de Zacatecas, llegó tres días después de la mordedura, por lo que se procedió inmediatamente a su atención.

La especialista destacó que hay dos tipos de intoxicación por mordedura de araña. El 85 por ciento de estas mordeduras, solamente es una afectación local llamada loxoscelismo cutáneo, la cual se manifiesta de forma local con dolor y ardor.

Sin embargo, el paciente atendido por el HGO presentó la intoxicación que se considera más grave, que es el loxoscelismo cutáneo visceral.

“La mordedura afectó varios órganos de su cuerpo principalmente sus riñones, sangre y corazón. Es muy importante administrar el faboterápico, que es el antiveneno", explicó.

Afortunadamente el paciente mejoró muchísimo, inclusive estuvo con analgésico, sedado y entubado con apoyo de ventilación mecánica. Ahora está hospitalizado en medicina interna y se recupera favorablemente, destacó Hernández Ortega.

Dijo que las mordeduras de araña son muy comunes en el país, a pesar de que la araña violinista es endémica de Brasil y Perú. Al año, se reportan alrededor de cinco mil casos de mordeduras de arañas y sólo el 10 por ciento de éstas son de la violinista o de la capulina, que son las más toxicas o venenosas.

El epidemiólogo del HGO, David Díaz Santana refirió que el paciente se dirigía a una procesión en Temastián, Jalisco, se retiró su calzado y al ponérselo de nuevo sintió una molestia en el empeine del pie izquierdo a la cual no le dio importancia.

Después de 24 horas le apareció una lesión de color violáceo, que él adjudico al esfuerzo que estaba teniendo en la caminata como parte de la procesión.

No obstante, la situación empeoró y en los municipios de García de la Cadena y Teúl de González Ortega, en Zacatecas, le brindaron la primera atención médica.

Díaz Santana indicó que después de 71 horas de haber recibido la mordedura, el paciente llegó al HGO por sus propios medios y fue atendido en el servicio de urgencia por una lesión que, por los antecedentes clínicos y epidemiológicos, se trataba de una mordedura de araña violinista.

En Jalisco, durante 2017 se registraron 19 casos de mordedura de araña violinista, mientras que en 2018, apenas se ha registrado un caso.