La directora general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Gabriela Ramos, consideró que el Servicio Profesional Docente, de la Reforma Educativa de México, es un elemento clave en la enseñanza.

Al transmitir vía video un mensaje que dejó en la Reunión para dar a conocer los avances del Servicio Profesional Docente de 2014 a la fecha, indicó la reforma a la carrera magisterial es un elemento crucial en la Reforma Educativa de México, porque “los maestros son el alma y la fuente de calidad de todo el sistema”.

La reforma, comentó, ha permitido conocer mejor a los maestros de México, sus preocupaciones, sus fortalezas y sus debilidades, y destacó que las medidas introducidas han incrementado la transparencia en la selección, promoción y formación de los docentes.

El Servicio Profesional Docente, “es un elemento clave de la estrategia para fortalecer el servicio de enseñanza profesional. En la OCDE celebramos que muchas de las medidas introducidas en materia de selección y formación de docentes estén alineadas con las mejores prácticas internacionales.

“Estas medidas va a permitir posicionar la docencia como una profesión estratégica para el desarrollo del país”, destacó la directora del organismo internacional.

En este sentido, aseguró que la OCDE reconoce la importancia de los avances, beneficios y desafíos en el esfuerzo que hace México por mejorar la calidad de los docentes, pues ahora se recompensa el trabajo bien hecho de la gran mayoría, pero también se motiva y apoya a quienes enfrentan dificultades, para ayudarles a mejorar.

En esta reunión que encabezó el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, en el Salón Iberoamericano de la sede de esta dependencia, Gabriela Ramos citó como un gran avance y logros la asignación transparente y pública de miles de plazas, y que al menos cada cuatro años los docentes deberán ser evaluados.

Otro resultado importante, sostuvo, es el programa de Formación Continua de Profesores de Educación Básica y Media Superior, pues recordó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) reportó que en 2017 se superó la meta de capacitación de maestros, que era de 500 mil personas y se llegó a 627 mil.

Sobre el Nuevo Modelo Educativo dijo que es un instrumento de vanguardia que está en línea con el trabajo de la OCDE sobre competencias globales, y puntualizó que para que brinde sus mejores frutos se van a necesitar personal que pueda enseñar no solo lo tradicional, sino ir más allá y reforzar los valores, tolerancia, la empatía, la comprensión y el aprecio a la multiculturalidad.

Por ello, señaló que al ser temas complicados para abarcarlos desde el punto de vista pedagógico se tendrá que preparar a los profesores para que puedan abordar este nuevo reto.

Asimismo, refirió que la OCDE tiene recomendaciones adicionales, como insistir con los esquemas que ya se han aprobado. “Es importante que la oferta de formación responda a la necesidad de los maestros”.

También se tiene que apoyar el desarrollo de redes de docentes tanto a nivel nacional como internacional, porque estas redes permiten intercambiar experiencias y respuestas ante los desafíos.

Además, recordó que en el proceso de la transformación digital se debe seguir apoyando el aprendizaje de largo plazo tanto de instructores como de alumnos.