La cifra de niños desplazados por la fuerza de sus lugares de origen es mucho mayor a los 28 millones calculados por la comunidad internacional, lo que revela un vacío de datos que pone en peligro la vida de millones de menores, de acuerdo con la ONU.

En un comunicado emitido este jueves, tres organismos asociados a la ONU, así como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Eurostat, destacaron que la falta de datos deja a millones de niños refugiados, migrantes y desplazados sin acceso a servicios básicos.

“Se estima que 28 millones de niños vivían en desplazamiento forzado en 2016, pero la cifra real quizá es mucho mayor”, según el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

“Las lagunas en los datos sobre refugiados, solicitantes de asilo, migrantes y poblaciones desplazadas internamente ponen en peligro la vida y el bienestar de millones de niños en movimiento”, de acuerdo con estos organismos.

Según el análisis difundido este jueves, sólo existe información sobre la edad de 56 por ciento de la población de refugiados bajo el mandato del Acnur, además de que sólo el 20 por ciento de los países o territorios generan datos sobre desplazados internos.

Asimismo, casi una cuarta parte de los países y territorios no cuenta con datos desglosados por edad sobre los migrantes, incluido el 43 por ciento de los países y territorios de África.

“Las lagunas de información socavan fundamentalmente nuestra capacidad de ayudar a los niños”, explicó Laurence Chandy, director de Unicef para la división de datos, investigación y política.

Chandy añadió que los niños migrantes, en particular los que migran solos, a menudo son blancos fáciles para aquellos que podrían perjudicarlos.

“No podemos mantener a los niños seguros y brindarles servicios que salvan vidas, tanto en tránsito como en su destino, si no sabemos quiénes son, dónde están o qué necesitan. Exhortamos a los Estados a llenar estos vacíos con datos desagregados confiables”, pidió el funcionario.

En 2016, más de 12 millones de niños en todo el mundo vivían como refugiados o solicitantes de asilo, mientras que se estima que 23 millones de niños vivían en desplazamiento interno: 16 millones como resultado de un conflicto y siete millones de niños como refugiados por desastres naturales.