> EUA advierte que arsenal de Hezbolá es una amenaza para el Líbano

EUA advierte que arsenal de Hezbolá es una amenaza para el Líbano

El secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, advirtió hoy que el creciente arsenal de la milicia chiita libanesa Hezbolá y su participación en conflictos regionales amenazan la seguridad de...

El secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, advirtió hoy que el creciente arsenal de la milicia chiita libanesa Hezbolá y su participación en conflictos regionales amenazan la seguridad de El Líbano.

“Hezbolá no es solo una preocupación para Estados Unidos. El pueblo de El Líbano también debería estar preocupado por las acciones de Hezbolá, por su arsenal creciente”, afirmó el jefe de la diplomacia estadunidense en el marco de una visita de trabajo al país árabe.

En una conferencia de prensa, luego de reunirse en privado con el primer ministro libanés, Saad al-Hariri, Tillerson destacó que Hezbolá es "una organización terrorista" y que “no hay distinción entre sus alas políticas y militares".

El secretario de Estado hincapié en que Hezbolá ha aumentado el conflicto en Siria y en otras naciones de la región, por lo que “debe detener sus actividades en el extranjero”, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

"El involucramiento de Hezbolá en los conflictos regionales amenaza a la seguridad de El Líbano y tiene efectos desestabilizadores en la región", subrayó en referencia al movimiento chiita. 

Su presencia en Siria ha perpetuado el derramamiento de sangre, aumentado el desplazamiento de personas inocentes y “apuntalado al bárbaro régimen de (Bashar) al Assad", dijo Tillerson en referencia al presidente sirio, cuyo régimen respalda Hezbolá. 

El diplomático estadunidense también instó a los líderes libaneses a sostener su compromiso de mantenerse al margen de los conflictos regionales y reiteró que la administración del presidente Donald Trump está comprometido con El Líbano e Israel para garantizar que la frontera permanezca en calma.

Tillerson agregó que no le ha pedido a El Líbano que renuncie a nada en su disputa con Israel por su frontera marítima. "Estamos buscando una solución", dijo.

La visita del secretario de Estado se produce en un momento de tensión entre El Líbano e Israel, que libró una guerra devastadora con Hezbolá en 2006, por su disputa sobre la exploración de energía en alta mar.

El Líbano está molesto por la construcción de Israel de un muro divisorio a lo largo de la frontera entre los dos países, que están todavía técnicamente en guerra.

El gobierno de Beirut considera que parte del muro sigue a la llamada "Línea Azul", delimitada por las Naciones Unidas (ONU), que se estableció después de que Israel se retiró del sur de El Líbano en 2000, e insiste en que algunas secciones cortarán su territorio.

"Estamos comprometidos con los gobiernos de El Líbano e Israel para garantizar que la frontera sur de El Líbano permanezca en calma", dijo Tillerson, quien llegó este jueves para una breve visita, en medio de estrictas medidas de seguridad.

Durante su visita, la primera de un funcionario estadunidense en cuatro años, Tillerson se reunió con el presidente libanés Michel Aoun y el presidente del Parlamento, Nabih Berri,  además de Hariri.