Para apoyar las tareas en favor de la niñez mexicana con cáncer, la diputada local Elizabeth Mateos propuso impulsar procesos de recaudación de fondos para apoyar a niños y adolescentes con síntomas y con esta enfermedad, a través de donaciones, conciertos musicales y programas federales e internacionales.

La recaudación, dijo, se podría realizar con apoyo de las Organizaciones de la Sociedad Civil, Organizaciones No Gubernamentales Internacionales, universidades, asociaciones empresariales, gobierno de los tres niveles, congresos de los estados y la Asamblea Legislativa.

En la Ciudad de México, puntualizó, el cáncer infantil representa la tercera causa de muerte entre niños de uno a cuatro años, con 399 decesos, y la segunda entre los cinco y 14 años, con un total de mil 45 fallecimientos.

De los casos detectados, 70 por ciento son curables si se descubren a tiempo y si se brinda el tratamiento adecuado; las posibilidades de sobrevivir han aumentado desde la década de los 70; en estos momentos, más de 75 por ciento de los niños diagnosticados con cáncer, sobreviven cinco años o más, destacó la perredista.

Destacó que el 15 de febrero fue declarado como Día Internacional del Cáncer Infantil y "es importante tomar conciencia sobre la dureza de las batallas que tienen que librar los niños y adolescentes enfermos de cáncer y sus familias, es momento de actuar y brindarles nuestro apoyo”.

El cáncer infantil es considerado un problema de salud pública global; actualmente representa la principal causa de muerte entre niños de cinco y 14 años en el mundo; en México, anualmente mueren más de dos mil 300 infantes por esta causa, afirmó Mateos Hernández.

Cada año, indicó, en el país se diagnostican más de cinco mil niños con cáncer y la incidencia muestra una tendencia al incremento; 65 por ciento de los casos se diagnostican en etapas avanzadas, lo que provoca más de dos mil 300 fallecimientos por año.

El Programa Nacional de Cáncer Infantil, refirió la presidenta del Comité de Asuntos Internacionales en la Asamblea Legislativa, pretende disminuir los factores de riesgo asociados a la enfermedad.

También, añadió, busca favorecer el diagnóstico temprano y tratamiento oportuno, con el fin de incrementar su sobrevida, disminuir la mortalidad y morbilidad asociadas a la enfermedad y su tratamiento.