A tres días de que el Congreso del Trabajo (CT) cumpla 52 años de su fundación, el líder obrero Rodolfo González Guzmán, consideró que este organismo, que agrupa a más de 40 organizaciones, enfrenta una situación difícil y está debilitada, por lo que es necesario reorganizarla y fortalecerla.

También, el secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) mencionó que la unidad y la fortaleza es esencial para lograr una verdadera defensa de los intereses de la clase obrera del país.

En entrevista, consideró que es posible lograr la construcción de una central única de trabajadores, en donde estén presentes las organizaciones que integran el Congreso del Trabajo y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), pues el objetivo de ambas centrales es el mismo, fortalecer al movimiento obrero del país.

Apuntó que el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, quien actualmente preside al organismo cúpula del movimiento obrero, está realizando una excelente labor para lograr su unidad y fortaleza, prueba de ello es que ha asistido a eventos de la COR y CROM, entre otras centrales, y eso da una esperanza de reactivarlo.

Estableció que para superar cualquier coyuntura adversa, es necesario que los líderes obreros hagan a un lado el egocentrismo y sumen esfuerzos para mejorar las condiciones de los trabajadores.

La creación de una central única es uno de los mejores sueños que se tienen y para concretarlo es necesario la unidad de todas las centrales obreras y sindicatos que hay en el país, dijo e insistió en que se puede lograr si se anteponen los intereses de los trabajadores por encima de los personales.

Finalmente, sostuvo que la unidad de los obreros del país es fundamental para defender sus derechos y presentar propuestas para su fortalecimiento, ya que si no se hace, se podrían perder presencia y conquistas económicas y sociales.