> Ciudad de México, lugar donde se reúnen las culturas más diversas

Ciudad de México, lugar donde se reúnen las culturas más diversas

Jesús González Schmal, autoridad del Centro Histórico, dijo que en la capital del país se encuentra la mayor densidad de inmigrantes extranjeros y, por lo tanto, se da también la recopilación y...

Jesús González Schmal, autoridad del Centro Histórico, dijo que en la capital del país se encuentra la mayor densidad de inmigrantes extranjeros y, por lo tanto, se da también la recopilación y reunión de las culturas más diversas, que además se funden para revitalizarse entre sí.

En el marco de la inauguración de la muestra “Los que llegaron, inmigrantes en México”, en la Plaza Manuel Gamio del Centro Histórico, llamó a "sentirnos orgullosos de la calidad de hombres y mujeres que constituyen nuestra nacionalidad".

“Hoy más que nunca debemos mostrarle al mundo que es posible el mestizaje, una raza universal, un país enriquecido por los foráneos y solidificado en sus propias tradiciones”, asentó.

El funcionario destacó que “somos un pueblo abierto, que no se cierra, y que tiene la posibilidad de asimilar culturas nuevas sin perder la propia y sin dejar de ser mexicanos en el sentido amplio del término y territorial de nuestra patria, desde el extremo norte más remoto -que no lo es como muchos creen el Río Bravo sino 600 kilómetros más arriba-, hasta el sur".

“México tiene una particularidad: Su retroalimentación proveniente de los pueblos y razas de aquí y de allá. La ciudad que se abre y a la vez prevalece, el espíritu universal que sintetiza las culturas, el cóndor del sur con el águila de Mesoamérica”, comentó.

Expuso que mientras aquí "hemos sido abiertos a la civilización pluricultural, universal, cósmica, hoy en otros países renace la regresión más terrible. Hay ya una antípoda entre lo que ellos hacen y lo que los mexicanos hemos sido capaces de hacer, recibiendo, aceptando y asimilando a quienes han inmigrado al país".

González Schmal destacó que la muestra se presenta en el núcleo no sólo de la ciudad sino de la República, “el manantial de nuestra cultura”, para recordar en la memoria colectiva lo que aquí ha ocurrido.

"José Vasconcelos decía que el México prehispánico no era una nación; eran no menos de 100 naciones, todas con sus propias particularidades, que se agruparon en torno a procesos históricos difíciles de comprender hoy en nuestro tiempo. El imperio azteca tuvo la posibilidad de sincretizar esas culturas prehispánicas para dar una sola cara, impresión y síntesis de lo que era México a la llegada de los ibéricos".

A posteriori, se dieron más migraciones y México se fue ampliando en su capacidad de hospitalidad y de recepción de quienes venían de latitudes todavía más remotas.

En este país, y en su capital, conviven un mosaico de pueblos y razas de aquí y de allá. Es una ciudad que se abre y a la vez prevalece, el espíritu universal que sintetiza las culturas, el cóndor del sur con el águila de Mesoamérica.

En entrevista, dijo que en la capital del país existen libaneses, judíos, armenios, chinos, coreanos, japoneses, italianos, alemanes, estadunidenses, chilenos, portugueses, españoles, turcos y filipinos, entre otros.

“Si somos conscientes y capaces de valorar, en ello podemos ver fortaleza, enriquecimiento cultural, amplitud de visión y un sentido humano más profundo. Si lo vemos con un sentido de aportación a la cultura universal, nos hace un ejemplo para poder asimilarse”, agregó.