El egresado de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería en Tecnologías Avanzadas (UPIITA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Luis Armando Bravo Castillo, recibió el Premio Nacional INNOVATIS, por el proyecto Prótesis Biónicas para Amputaciones de Miembro Superior.

En un comunicado, se detalló que el galardón corresponde a la segunda edición, “Innovación tecnológica para la inclusión social”, y reconoce ideas y experiencias con beneficio positivo y sobresaliente en el uso de la ciencia para disminuir la pobreza y la exclusión social.

Es otorgado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec), Santander Universidades, Universia México y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Los miembros del jurado reconocieron este proyecto porque de entre 387 experiencias e ideas fue el más destacado por el alto grado de innovación en favor de la sociedad.

Tomaron en cuenta los logros obtenidos a lo largo de 14 años, desde el primer prototipo con el que se tituló Bravo Castillo hasta el impacto que han tenido las prótesis en 210 pacientes, quienes se han reinsertado socialmente gracias a las extremidades biónicas.

La primera etapa del concurso consistió en integrar un expediente con testimonios visuales (fotografías y videos) del trabajo que realiza la empresa Probionics, fundada por el egresado del IPN en 2006, así como la documentación que avala la propiedad intelectual de seis diseños de componentes y sistemas de las prótesis, y de uno más en trámite.

Posteriormente, acudieron evaluadores a la empresa para valorar la tecnología y los procesos que aplican para su desarrollo.

Así, constataron que Probionics es una empresa certificada bajo la NOM-001-SCFI-1993 y cuenta con la certificación del organismo de Normalización y Certificación Electrónica S.C. (NYCE), el cual regula todos los productos eléctricos y electrónicos que se comercializan en México.

El egresado politécnico explicó que la empresa ha evolucionado de acuerdo con las necesidades de la población y no pierde de vista el objetivo por el que fue creada: mejorar la calidad de vida de personas con amputación del miembro superior, sobre todo quienes carecen de recursos y no cuentan con alguna institución de seguridad social que los respalde.

“Una empresa no puede quedarse estancada, tiene que evolucionar y por ello procuramos mantenernos a la vanguardia, siempre buscamos innovar las prótesis e incorporar nuevos elementos que mejoren su funcionalidad y con ello la calidad de vida de las personas”, indicó.

Finalmente, el ingeniero Bravo Castillo indicó que espera contar este año con la certificación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y, a partir de la publicación de la prótesis en el Diario Oficial de la Federación como un producto nuevo en el país, comenzar a exportar dispositivos biónicos a otras latitudes.