Consumir carne no es igual a cáncer, subrayan oncólogos en San Lázaro

La Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados se pronunció por evitar que la información sobre la relación entre el consumo de carnes rojas y el cáncer tenga efectos negativos sobre la...

La Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados se pronunció por evitar que la información sobre la relación entre el consumo de carnes rojas y el cáncer tenga efectos negativos sobre la producción nacional, y se dé una señal equivocada.

Durante una reunión de trabajo con oncólogos del Centro Médico Nacional Siglo XXI y el Consejo Mexicano de la Carne, se afirmó que los estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre carcinogenicidad del consumo de carne roja y procesada son un tema delicado.

Los médicos Javier Kelly García y Saúl Rodríguez expusieron que "hay algunos elementos científicos, epidemiológicos y estadísticos, pero no son lo suficientemente de peso como para satanizar el consumo de carne. Su consumo no es igual a cáncer".

En tanto que el Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne) aseguró que el manejo está regulado y "de haber evidencia científica que obligue a hacer cambios o sustituciones", están dispuesto a hacerlos "en todo el proceso productivo", para no arriesgar la vida de los consumidores.

El presidente de la Comisión de Ganadería, Oswaldo Guillermo Cházaro Montalvo, informó que serán analizadas dos iniciativas para modificar la Ley General de Salud en la materia, presentadas por los diputados Rosa Alicia Álvarez Piñones y Alberto Martínez Urincho.

La opinión que deberá emitir la Comisión de Ganadería para su homóloga de Salud, encargada de dictaminar estas propuestas de reformas, estará "sustentada en información científica e industrial y será objetiva para salvaguardar el bienestar de la ciudadanía", recalcó.

En primera instancia se privilegiarán los intereses de los consumidores, sin desatender la perspectiva de las producciones agroalimentaria y pecuaria en virtud de la importancia económica que tienen, por la generación de empleo y exportación que realiza.

"Los diputados, la industria, la ciencia y la medicina están en el mismo camino", aseveró el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los integrantes de dicha comisión acordaron sostener una reunión de trabajo con los proponentes, a fin de conocer el sustento de sus iniciativas y definir una postura.

Omar Noé Bernardino Vargas, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), dijo que no pueden integrar en ninguna ley una alerta equivocada, más cuando se propone señalar que el consumo de carne procesada puede producir cáncer y se recomienda tener una dieta balanceada.

No es una ocurrencia declarar que ese consumo produce cáncer, "es alarmante y "es dar una señal equivocada a la sociedad mexicana", además de "descomponer el proceso productivo del sector ganadero", por lo que convocó a sus homólogos a ser muy cuidadosos en el asunto.

La priista Fabiola Guerrero Aguilar expuso que el etiquetado no sustituye la concienciación del consumidor, porque hay factores en cada ser humano que predisponen a padecer cáncer; sin embargo, la conciencia marca la diferencia y el riesgo de padecerlo.

Luis Agustín Rodríguez Torres, del Partido Acción Nacional (PAN), consideró como una ocurrencia la declaración emitida por la OMS, con poco sustento científico para convertirlo en una verdad y en un hecho real, por lo que "se debe tener cuidado".

México se caracteriza como un productor cárnico con los mejores controles de sanidad en producción y empaque. "La carne importada, esa sí se ha comprobado en muchas ocasiones que está adulterada con miles de aditivos y químicos que sí son dañinos para la salud", pero "sigue entrando al mercado nacional".

Kelly García, oncólogo del Centro Médico Nacional Siglo XXI, sostuvo que "el consumo de carne no es igual a cáncer" porque existen múltiples factores que influyen para padecer esa enfermedad.

Además comentó que la carne producida en México es magra, es decir con bajo niveles de grasa y protege la salud de los consumidores en lugar de perjudicarla.

Saúl Rodríguez Ramírez, jefe del Departamento de Cáncer Colorrectal del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aclaró que sí existe un fundamento científico, al menos epidemiológico y estadístico, que asocia el consumo de carne y la presencia de cáncer.

El vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales del Comecarne, Luis Musi Letayf, opinó en su oportunidad que una "ocurrencia" de la OMS no puede convertirse en una verdad, sobre todo porque después de emitir esa declaración, a los tres días la desconoció.

"Se está muy lejos de niveles de riesgo que dañen a los consumidores", resaltó.