Una jueza federal estadunidense de Miami dejó en suspenso hoy la libertad bajo fianza otorgada al expresidente panameño Ricardo Martinelli, luego de que la fiscalía presentó una “moción de emergencia” ante el riesgo “sustancial” de fuga que representa.

Con este recurso legal, la orden que concedía una fianza de excarcelación al exmandatario panameño (2009-2014) queda suspendida de manera temporal, hasta que el Tribunal de Apelaciones de Atlanta decida sobre la apelación presentada por la fiscalía.

Martinelli, de 65 años, había logrado la víspera que se le concediera libertad bajo fianza, lo que implicaba el depósito de un millón de dólares en efectivo, permanecer en su casa de Miami, entregar su pasaporte y reportarse una vez por semana ante las autoridades.

La jueza Marcia Cooke, de la Corte Federal del Distrito Sur de Florida, que este miércoles dejó en suspenso la libertad bajo fianza, había instruido al exmandatario que no debía vender ninguna propiedad o negociar con ellas, y debía mantenerse alejado de puertos o terminales, o de lo contrario sería enviado a su país.

Martinelli, quien fue detenido en su casa de Miami en junio de 2017, está acusado de corrupción y de espiar a adversarios políticos en Panamá, cuyo gobierno pidió su arresto y su extradición.

La justicia panameña lo requiere para enfrentar acusaciones por la presunta creación de lo que las autoridades describieron como un sistema ilegal de interceptaciones telefónicas.