Especialistas de la Unidad Médico Quirúrgica del Hospital Juárez del Centro, realizaron con éxito la primera cirugía de reconstrucción mandibular con injerto de hueso proveniente de un banco de tejidos y no del propio paciente.

El procedimiento favoreció a un paciente al que se le extirpó un tumor en la cavidad bucal, denominado ameloblastoma, de siete por cinco centímetros, que afectaba el lado izquierdo del rostro, deformándoselo y ocasionándole problemas para hablar y masticar.

El experto de dicho hospital, Carlos Eduardo Ordoñez Morales, detalló que con la cirugía se consiguió reconstruir el rostro del paciente y rehabilitar las funciones afectadas por el tumor.

Enfatizó que al tratarse de una zona rígida del cuerpo, el paciente no presenta cosquilleo o dolor.

Mencionó que al utilizar injerto de hueso de otra persona o del banco de tejidos, se pueden evitar infecciones y complicaciones, además de que no es necesario realizar otra cirugía al paciente para obtener la parte ósea que se ocuparía en la reconstrucción mandibular.

El 80 por ciento de estos tumores se presenta en la zona de la mandíbula y es el mismo riesgo en hombres que en mujeres; se desconocen las causas, pero se cree que ocurren cuando las células formadoras de dientes empiezan a crecer descontroladamente, por lo que se recomienda acudir periódicamente a revisión odontológica.