El gobierno del estado y los partidos políticos en Nuevo León signaron hoy un pacto de civilidad de frente a la contienda electoral, con el fin de que se realice de manera limpia, transparente y en paz.

El gobernador interino, Manuel González Flores, subrayó que Nuevo León será ejemplo nacional en la elección y brindará con gran respeto y con honorabilidad a las leyes, la libertad a la ciudadanía para sufragar.

"Todo esto en el contexto de una convocatoria permanente a la cordialidad, al respeto a la ley, a la seguridad de los candidatos cualquiera que sea éste su nivel y su instancia.

Durante la firma del acuerdo estuvieron presentes los dirigentes de los partidos de Acción Nacional (PAN), Mauro Guerra Villarreal; del Revolucionario Institucional (PRI), Pedro Pablo Treviño Villarreal; de la Revolución Democrática (PRD), Francisco Aníbal Garza Chávez y de Nueva Alianza, Juan Antonio Rodríguez González.

El mandatario interino apuntó que, aunque no estaban presentes en el evento, los dirigentes del Partido de Encuentro Social y el representante de la Coalición PT-Morena-PES "Juntos Haremos Historia" y de Movimiento Ciudadano, Juan Manuel Alvarado y Samuel García, estos firmaron previamente el acuerdo.

Por su parte, el dirigente del PRI, Treviño Villarreal, destacó que el propósito de este pacto es llevar una contienda amigable, con un debate de propuestas y no de guerra sucia.

"Convoco a la sociedad a que en esta contienda político-electoral que habrá de llevarse a cabo el 1 de julio de 2018 reinen las ideas, reinen las propuestas, reine el debate constructivo, porque lo que buscamos es que al final del día Nuevo León sea mejor", dijo.

A su vez, el dirigente del PAN en Nuevo León, Guerra Villarreal, dijo esperar a que se respete la ley y que exista cero tolerancia para quienes cometan alguna ilegalidad o intenten desviar recursos públicos.