El tipo de cambio terminó con una apreciación de 0.45 por ciento o 8.3 centavos para situarse en cerca de 18.57 pesos por dólar, borrando las pérdidas observadas la víspera, de acuerdo con Banco Base. 

Para la entidad financiera, la apreciación del peso se debió a tres factores: el debilitamiento generalizado del dólar estadounidense frente a la mayoría de sus principales cruces, la recuperación de los precios del petróleo, así como comentarios positivos sobre el proceso de renegociación del TLCAN. 

Como primer causa, Base puntualiza que si bien, al inicio de la sesión el dólar se fortaleció tras la publicación de la inflación de Estados Unidos de enero, durante el resto de la sesión, la divisa estadounidense se debilitó de forma generalizada ante las preocupaciones sobre el consumo de las familias en Estados Unidos.

Por otra parte, menciona la recuperación de los precios del petróleo después de la publicación del reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés). Pese a que los inventarios y la producción de crudo en Estados Unidos aumentaron durante la semana pasada, el hecho de que estos incrementos fueran moderados, elevó el optimismo entre los participantes del sector. 

A lo anterior se sumaron los comentarios positivos sobre el proceso de renegociación del TLCAN, toda vez que este miércoles, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que México está dispuesto a que el TLCAN sea revisado de forma periódica y añadió que las conversaciones durante las rondas anteriores han mostrado que el país tiene diferentes opciones para negociar con Estados Unidos. 

Aunque no se descarta el riesgo de que Estados Unidos anuncie su salida del acuerdo, los comentarios del Secretario de Economía indican que es probable que en las siguientes rondas los negociadores de ambos países logren concretar mayores avances. 

Cabe recordar que el día de ayer el Secretario de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, también mencionó que las negociaciones con México han avanzado de forma significativa.

En este marco, sucursales bancarias capitalinas vendieron el dólar hasta en 18.92 pesos, 11 centavos menos respecto al cierre previo y lo compraron en un precio mínimo de 17.45 pesos.