Autoridades estadunidenses desestimaron que haya algún nexo con el terrorismo en un tiroteo ocurrido hoy a la entrada de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), uno de los principales organismos de espionaje, que dejó tres personas heridas por arma de fuego.

“No tenemos razones para creer que existe nexo alguno con el terrorismo, en este momento”, dijo Gordon Johnson, agente especial del FBI, al indicar que la evidencia disponible lleva a suponer que se trata de un incidente aislado.

El incidente se produjo esta madrugada, cuando un vehículo en el que viajaban tres personas trató de ingresar a las instalaciones de la NSA en Fort Meade, estado de Maryland, 50 kilómetros al norte de esta ciudad, de acuerdo con Johnson.

Imágenes de televisión mostraron un vehículo impactado contra una barrera de concreto en un acceso de la NSA, con las bolsas de seguridad desplegadas en su interior, y varios orificios por disparos de arma de fuego, visibles en el parabrisas.

De acuerdo con el agente, los heridos son un policía de seguridad, el conductor del vehículo en cuestión, y una persona que se encontraba cerca del lugar de los hechos. Los otros dos ocupantes permanecían bajo custodia federal.