El big data ayudaría a la correcta planeación urbana, con una relación equitativa entre la población y la infraestructura general de una zona, destacó la inmobiliaria CBRE.

De acuerdo con un estudio realizado entre el MIT y la firma, dicha tecnología presenta un ambiente de disrupción positiva para mejorar la calidad de vida urbana, porque está presente en sistemas de navegación satelital (GPS) que aprovechan la información del tránsito en tiempo real, para sugerir a los usuarios rutas alternas.

“Del mismo modo, el big data y los proyectos urbanos tienen el potencial de influir en muchos de los factores que impulsan la decisión de las ubicaciones de los inquilinos, como la accesibilidad, la calidad del lugar y el atractivo de la fuerza de trabajo. Las empresas deberían esforzarse por evaluar sus impactos y beneficios”, señaló el vicepresidente senior de Soluciones Empresariales de CBRE México, Sergio Pérez.

Dijo que de acuerdo con la teoría económica del equilibrio espacial, una ciudad perfecta sería aquella en la que los pobladores no tuvieran ningún incentivo para reubicarse, ya que en su zona se encuentran presentes las condiciones laborales, de ingreso y de infraestructura adecuadas para mantener su calidad de vida.

Sin embargo, señaló, ello no sucede en todos los casos, ya que esto genera un incremento en los valores de los bienes raíces, lo que desplazaría a parte de la población, creando polos poblaciones.

El directivo de CBRE México destacó que al empezar a hacer un uso correcto del big data, las ciudades se podrían beneficiar en la mejora de los servicios, la información sociodemográfica para alentar a las empresas a ubicarse en zonas que presenten mayores beneficios, así como inversión eficiente en infraestructura, mejora en el transporte urbano y reubicación de masas poblaciones.

“Sin duda, los macrodatos recolectados por sensores, dispositivos móviles o fijos, está impactando la vida urbana de muchas maneras y se encaminan a crear Ciudades Inteligentes o conectadas digitalmente y vendrán a cambiar la manera en la que se operan los bienes raíces”, finalizó Sergio Pérez.