En el periodo de intercampañas, las instituciones públicas y órganos de la administración local deberán abstenerse de difundir en redes sociales publicidad o propaganda gubernamental de ninguna clase y de promocionar a funcionarios o logros de gestión.

El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) recordó que los actores políticos no podrán hacer referencia a ninguna candidatura o partido ni a mensajes que contengan propaganda en las que realicen expresiones de naturaleza político-electoral.

Estas determinaciones aplican para el periodo de intercampañas que inició el pasado 12 de febrero y concluirá el 29 de marzo próximo para la Jefatura de Gobierno y el 28 de abril para diputaciones locales y alcaldías.

En la sesión de Consejo General del Instituto, en la que se aprobaron las medidas de neutralidad, con motivo del proceso electoral local ordinario 2017-2018, la consejera electoral Carolina del Ángel Cruz recordó que esos criterios fueron emitidos por los tribunales electorales.

Respecto a las cuentas personales de los usuarios de redes sociales, dijo que la jurisprudencia emitida por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sostiene que, por sus características, este medio posibilita un ejercicio más democrático, abierto, plural y expansivo de la libertad de expresión.

En ese sentido, destacó que “resulta indispensable remover potenciales limitaciones sobre el involucramiento cívico y político de la ciudadanía a través de Internet”.