Un aparato colocado en el brazo o en el tobillo de los adultos mayores permitirá enviar detalles sobre su pulso cardíaco, presión, temperatura y saber si se encuentran acostados o de pie, datos que el familiar o el cuidador podrá recibir en su celular o dispositivo inteligente.

El sistema de monitoreo llamado Vitalerter también se conecta a una variedad de sensores médicos, ya sea en el cuerpo de la persona o en otros instrumentos, que pueden transmitir detalles sobre el peso, niveles de azúcar y el de oxígeno en el torrente sanguíneo.

En caso de detectar niveles de riesgo, el sistema envía una alerta a los cuidadores a distancia, pues también se puede configurar para detectar peligros personalizados como salir a la calle o caerse por las escaleras.

La tecnología de origen israelí incluye sensores que pueden ser distribuidos en el hogar por lo que se puede conocer la ubicación exacta de la persona, si ha tomado medicamento o si observa televisión.

Los cuidadores a distancia también pueden transmitir música y videos a la persona, por ejemplo, instrucciones de cocina, según la organización Fuente Latina, encargada de difundir los avances científicos y tecnológicos de Israel.

Agrega que la plataforma de atención integral ya funciona en Estados Unidos y algunos países de Europa, y su desarrollador, System Design Solution, pretende extenderla en mercados de todo el mundo.