El comandante de las fuerzas militares de Colombia, general Alberto Mejía, aseguró hoy que la movilización de tres mil hombres a la frontera con Venezuela es para combatir a los grupos armados que operan en la zona y de ninguna manera es una operación ofensiva contra el país vecino.

“La frontera es muy complicada, hay muchas trochas, que a veces se dividen por pequeños ríos y pegan a barrios de Colombia y Venezuela”, explicó el general Mejía a la cadena privada Caracol Radio.

El comandante de las fuerzas militares señaló que los tres mil hombres movilizados a lo largo de los dos mil 219 kilómetros de frontera con Venezuela tienen como objetivo principal prevenir hechos de violencia de las organizaciones criminales que operan en la región.

“Tenemos un plan Victoria Plus particularmente en el Catatumbo (frontera) para combatir las organizaciones criminales, tenemos un 40 por ciento más de uniformados para dar golpes todos los días”, dijo Mejía al tiempo que subrayó que la actividad en la frontera con Venezuela no es ofensiva.

Denunció que desde territorio de Venezuela las organizaciones criminales y en particular la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) planean “las acciones terroristas contra Colombia, que el alias Pablito está muy tranquilo y diseña los actos de terror para el país”.

El comando central del ELN -anotó- “está en Venezuela, ese es el primer nivel, por eso nos queda atacar el segundo nivel, hemos dado de baja a seis cabecillas, desmovilizamos y dados de baja 110 integrantes de esa guerrilla”.

“Colombia tiene unas fuerzas militares que son el orgullo de este pueblo, todos los días tenemos combates y esa capacidad nos permite enfrentar cualquier agresión, pero no lo pensamos fuera de la frontera”, enfatizó.

En la víspera de la reunión del Grupo de Lima, la canciller María Ángela Holguín envió dos mensajes al gobierno venezolano. El primero, sobre la delicada situación humanitaria, y el segundo, para rechazar las declaraciones del embajador venezolano Roy Chaderton y el fiscal general en el sentido de una supuesta invasión militar a ese país por parte de Colombia.

La canciller hizo, una vez más, un llamado al gobierno de Venezuela para que habilite cuanto antes un canal humanitario, “que permita que sus ciudadanos puedan tener la posibilidad de acceder a medicinas y tener alimentos”.

La jefe de la diplomacia colombiana relató que la situación en la frontera con Venezuela es lamentable: “es una situación que nos llena de tristeza, ver a los venezolanos que cada vez llegan a Colombia en peores condiciones, con necesidades más grandes de medicinas, de hospitales, de atención y sobretodo de comida”.

Holguín también se refirió a la situación que viven Colombia, Brasil y otros países de la región por la llegada de venezolanos. “Las cifras de lo que llevamos de este año, se ha más que cuadruplicado la cantidad de venezolanos que está saliendo de su país por esta situación económica, por esta situación social”.