Las autoridades colombianas alertaron a la población que vive en la costa Caribe del aumento en la intensidad de los vientos con velocidades que están en los 20 y 30 nudos, lo que genera olas de 4.4 metros de altura.

La Dirección General Marítima (DIMAR), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (CIOH) del Caribe, señaló que continúan las “condiciones adversas sobre el mar Caribe, como consecuencia del aumento en la intensidad del viento, de dirección este-noreste”.

Las velocidades de los vientos en el caribe colombiano son “de 20 a 30 nudos (37-55 kilómetos x hora), con ráfagas de hasta 40 nudos (74 kilómetros por hora). Estas condiciones generan alturas de oleaje entre 3 y 4.4 metros”.

Estas condiciones obedecen “a la diferencia de presión entre los sistemas de alta presión de Azores de 1.033 milibares y el sistema de baja presión del Darién”.

Las áreas marítimas con mayor afectación por condiciones de vendaval son aquellas localizadas en los departamentos del Atlántico, Bolívar y el archipiélago de San Andrés y Providencia, y en menor proporción en las áreas marítimas de Sucre, Córdoba, Antioquia y La Guajira.

Se prevé que estas condiciones “continúen durante las próximas 48 horas, donde se esperan vientos en dirección este–noreste, con intensidades entre 26 y 31 nudos (48-57 kilómetros por hora) y altura de oleaje de 3 a 4.2 metros”.

La Dirección General Marítima recomendó tomar las medidas de seguridad para la navegación de embarcaciones menores en aguas no protegidas e invitó “a la comunidad a estar atentos a las recomendaciones de los funcionarios de las Capitanías de Puerto en la región Caribe”.