Diputados locales proponen reformas al Código Penal de Baja California Sur para ampliar las sanciones a conductores que causen accidentes en las vías de comunicación, incluyendo aquellos que hagan mal uso de teléfonos celulares.

La diputada Diana Von Borstel Luna, propuso reformas al Código Penal del Estado en sus artículos 254 y 352 y 352 Bis para incrementar las sanciones, entre ellas cancelación de licencias, a conductores de vehículos que originen percances viales.

El documento presentado en la sesión de la Diputación Permanente señala que en el caso mexicano, los accidentes viales con víctimas pasaron de 30.3 muertes por día en 2015 a 32.6 para el año de 2017 de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La legisladora sudcaliforniana precisó que en promedio cada año fallecen en el país más de 11 mil personas a causa de los accidentes en donde se encuentra de por medio un vehículo.

Dio a conocer que para Baja California Sur, según números oficiales, en el año de 2016 se registraron 3 mil 472 accidentes de diversos tipos que provocaron la muerte de 45 personas dejando heridas a mil 98, muchas de ellas con lesiones o incapacidad de por vida.

Von Borstel Luna indicó que según especialistas detrás de cada accidente “existe un 90 por ciento del factor humano para que se presenten los percances y el restante 10 por ciento se debe a otros factores como estado del vehículo y del camino entre otros”.

Precisó que según datos de la Cruz Roja Mexicana los teléfonos celulares “ya representan la primera causa de accidentes viales”.

En este sentido, subrayó que derivado de información de Cruz Roja “el 40 por ciento de los percances viales fueron ocasionados por el uso de celular, mientras que 35 por ciento al consumo de alcohol”.

Sostuvo que según estudios los pocos segundos que se utilizan para ver la pantalla de un celular o contestar una llamada incrementan hasta en 400 por ciento la posibilidad de sufrir un accidente durante la conducción de un vehículo de motor.

El uso de este tipo de aparatos, dijo, tiene una serie de efectos perjudiciales que afectan el comportamiento del conductor, ya que se distrae físicamente al utilizar el teléfono y conducir en forma simultánea.

Además, aseveró, se produce una distracción cognitiva, ya que divide su atención entre la conversación que mantiene y la tarea de conducir.

Así, la legisladora propone adicionar en el Artículo 254 referente a “Daños con motivo del tránsito vehicular” que independientemente de la sanción que ya contempla, se castigue con la suspensión o pérdida del derecho de usar licencia de manejo por tres años.

La diputada sudcaliforniana resaltó, de manera especial, el caso del Artículo 352 relacionado con “La conducción en estado de ebriedad” en la que se adiciona una sanción que cancela sus derechos para portar un permiso de conducir.

A quien infrinja los reglamentos de tránsito, se le imponga el castigo adicional de suspensión o pérdida del derecho de usar licencia de manejo hasta por tres años, independientemente de las sanciones ya establecidas en este Artículo del Código Penal.

Von Borstel propone la creación del Artículo 352 Bis en el cual se precisan sanciones a quien cause algún daño por medio de cualquier vehículo de motor o maquinaria.

Además de aplicar las sanciones por el delito que resulte, “se inhabilitará al conductor para manejar aquellos aparatos por un tiempo que no podrá ser menor de tres meses ni exceder dos años. En caso de reincidencia la inhabilitación será definitiva”.

A quien cometa el delito, en referencia, mientras utiliza algún equipo de radiocomunicación, salvo que se emplee con tecnología de manos libres, se le impondrá, además de la sanción correspondiente por el delito cometido, una sanción de uno a tres años de prisión.