Un total de dos mil 825 adultos mayores del estado, están incorporados a una actividad laboral, con el fin de que cuenten con los ingresos necesarios para una vida activa y digna, informó el DIF Coahuila.

La presidenta honoraria del organismo, Marcela Gorgón, indicó que esto es resultado del programa Experiencia Compartida “ECO”, mediante el cual se tienen convenios con 147 centros comerciales y/o tiendas de auto servicio para vincular a las personas mayores de 60 años a fuentes de ingresos eventuales.

Señaló que además, mediante estas acciones se promueve su salud física, mental, social y como soporte a su economía personal y familiar.

A su vez, el Encargado del Despacho del DIF en la entidad, Sergio Sisbeles Alvarado, destacó que se trata de proteger de manera especial a los adultos mayores y generar diferentes acciones y estrategias para la inclusión de este sector de la población.

“El DIF Coahuila vigila que no se violenten sus derechos fundamentales y a ellos se les hace saber cuáles son sus funciones y actividades, que no les implique ningún tipo de riesgo a su salud e integridad”, detalló.

Expresó que “muchos cuentan con pensión o jubilación muy limitada, y por ello tienen que buscar otra fuente de ingreso.

“Si bien, no tienen un sueldo por parte de la empresa, las gratificaciones que reciben de los clientes, es una forma de ingreso muy digna para ellos y en ocasiones para sus familiares. Ellos están contentos, tiene una vida activa, social y tanto los empleados como los clientes, los tratan muy bien en general”, afirmó.

Resaltó que de manera adicional, el DIF Coahuila a través de la Dirección de Familia Saludable y Apoyos Complementarios, fortalece estas acciones con otros programas dirigidos al adulto mayor que es empacador voluntario.