El precanddiato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno capitalino, Mikel Arriola Peñalosa, aseguró que mantiene firme su postura de no legalizar el uso de la marihuana de manera recreativa y su oposición a que las parejas homosexuales adopten hijos.

“No fue un tropezón y voy a aguantar vara, porque los electores tienen derecho a saber la postura de cada candidato en estos temas, por lo que reto a las precandidatas de Morena y PRD a que hagan públicas sus posturas sobre el consumo de marihuana y la adopción de niños por parejas del mismo sexo”, indicó.

Aclaró que no se trata de señalar ni atacar a nadie, porque afirmó que no está en contra de nadie, pues está claro que la capital del país es una ciudad de libertades y moderna.

Sin embargo, precisó que su eje de campaña es la familia tradicional y la protección de sus valores, “y eso es importante que la gente lo sepa y lo valore”, insistió.

Aclaró que aprovechará este tiempo de intercampaña, no para hacer proselitismo, porque eso está prohibido, sino para continuar dialogando con la gente, con la finalidad de conocer sus inquietudes e ir conformando su Plan Maestro para la Ciudad de México.

Durante un recorrido por la colonia Olivar del Conde, comentó que de acuerdo con testimonios de la población, hay problemas de narcomenudeo muy preocupantes, porque hablan de que hay líderes de la venta de droga muy identificados y no se hace nada por detenerlos.

Declaró que los vecinos le expresaron también su preocupación por los constantes asaltos que se registran en los microbuses, donde incluso se han registrado personas baleadas porque se resisten al robo de sus pertenencias.

De igual forma, mencionó que las personas le expusieron los problemas de falta de alumbrado público, lo que sin duda, dijo, se asocia a la delincuencia. En general, abundó, "hablamos de los problemas que la ciudadanía de Álvaro Obregón enfrenta todos los días para que en su momento se ofrezca una solución".

Posteriormente, en entrevista con Denisse Maerker en el programa radiofónico Atando Cabos, consideró importante utilizar mecanismos para saber qué opina la sociedad en asuntos polémicos que atañen a la ciudad.

Cuestionado sobre su rechazo al uso de la marihuana recreativa, sostuvo que por su experiencia como regulador y prestador de servicios de salud sabe que hay muchos problemas sin resolver, por lo que no está de acuerdo en solucionar un conflicto generando otro.

De acuerdo con Arriola Peñalosa, dicha droga provoca daños severos al sistema nervioso, por lo que se manifestó a favor de promover los espacios verdes y el deporte.

Finalmente, el aspirante priista se dijo respetuoso de las personas, “que no se me tache de homofóbico o intolerante”; y aseguró que también está en contra de la pena de muerte.