La crisis del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) aumentó hoy con la renuncia de su presidente, Martin Schulz, y el nombramiento de Andrea Nahles como su sucesora.

La política socialdemócrata es la secretaria general del partido (SPD) y actualmente su líder parlamentaria. Schulz dijo este martes durante el discurso que pronunció en la Casa Willy Brandt que Nahles acababa de ser nominada por unanimidad por la cúpula para la presidencia de ese instituto político.

La elección en el SPD para ese puesto se efectuará el próximo 22 de abril próximo. Sin embargo corren versiones de que Nahles no ocupará ese puesto sino que lo hará el alcalde de Hamburgo, el socialdemócrata Olaf Scholz.

En el Partido Socialdemócrata hay fuertes turbulencias internas: mientras que la cúpula está de acuerdo con que Nahles ocupe la presidencia, otra corriente demanda que haya una votación interna para elegir a quien sucederá a Schulz.

El SPD tiende a debilitarse por sus pugnas internas y en esta ocasión son particularmente fuertes. Parece haber dos clases dentro del partido, las bases y la cúpula.

La crisis brotó en el principal partido alemán de centro-izquierda a raíz de que Schulz y los dirigentes del SPD aceptaron entablar negociaciones con la Unión Demócrata Cristiana, de la canciller federal Angela Merkel, y con la Unión Social Cristiana de Baviera, de Horst Seehofer, para volver a formar coalición y gobernar por tercera vez consecutiva.

Schulz declaró públicamente en septiembre pasado, cuando se supieron los desastrosos resultados electorales del SPD, que descartaba enfáticamente que su partido formaría por tercera vez consecutiva coalición con las Uniones demócrata cristianas.

Sin embargo, la semana pasada anunció que sí lo haría. Una amplia corriente de los socialdemócratas consideran que esa coalición con Merkel es la que ha debilitado en forma rotunda al partido, haciéndole perder identidad y contorno propio.

A ello se sumó que Schulz también descartó públicamente entrar en el gabinete del gobierno de coalición bajo el liderazgo de Merkel como ministro de alguna de las carteras.