La Bolsa Institucional de Valores (BIVA), que se perfila para arrancar sus operaciones a finales de marzo o principios de abril de este año, lanzó hoy su índice denominado FTSE BIVA, compuesto por 57 empresas.

Dicho indicador, que también incluye a pequeñas emisoras, comenzó su operación desde el 1 de enero pasado con una base de mil puntos, aunque este día se colocó en un nivel de 971.70 enteros, como reflejo de la corrección que tuvieron los mercados.

El presidente de la nueva Bolsa de Valores, Sergio Urquiza, comentó que con este lanzamiento "queremos dar a conoce a BIVA, los índices son los embajadores de los mercados", y confío en que habrá un arranque de operaciones exitoso de este centro bursátil.

A diferencia del principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con 35 emisoras y que hasta ahora es el único mercado en el país, el índice FTSE contará con 57 emisoras, de las cuales 23 son grandes, 11 medianas y 15 pequeñas, además incluye a cinco Fideicomisos de Inversión en Bien en Raíces (Fibras).

Luego de un trabajo de cinco años y una inversión de 600 millones de pesos, el directivo confío en que BIVA ayudará a crecer al mercado mexicano para pasar de un lugar 25 a nivel internacional a la posición 15, lo que implicará un incremento de dos o tres veces, "es un mercado con mucho potencial".

"A partir de hoy empieza a latir el corazón del índice", dijo el director de operaciones de BIVA, Rodrigo Velasco, quien explicó que este índice es incluyente y no tendrá un límite de emisoras que lo conforme, aunque se hará un rebalanceo cada seis meses, en los meses de marzo y septiembre.

Aseguró que de esta manera, todas las empresas que estarán en el índice tendrán una exposición internacional y, al mismo tiempo, esas emisoras representarán a México en el mundo.

El nuevo índice puede consultarse en la página de Internet biva.mx, además de que en la cuenta de Twitter @biva.mx se publicará de forma diaria el cierre de este mercado (a las 15 horas).

El director general de BIVA, Fernando Pérez Saldivar, consideró que la salida de la nueva Bolsa en un entorno de alta volatilidad no es de preocupación, porque la volatilidad es una constante en el mercado, "es una costumbre".

Refirió que ante la baja que tuvieron los mercados estadounidenses la semana pasada, el mercado mexicano tuvo un comportamiento más moderado, lo que demuestra que los fundamentales están sólidos.

En un recorrido por el piso de operaciones de BIVA, se explicó que ya se encuentran en las pruebas finales, además se trabajó con la Contraparte Central de Valores de la BMV, ya se conectaron 15 casas de bolsa y están otras por sumarse antes de que concluya el mes, por lo que ya hay un alto grado de avance.

Los directivos explicaron que el lanzamiento de la nueva Bolsa implicó gran esfuerzo y cambios regulatorios que llevó a retrasar el estreno, pero dado el potencial de mercado en el país, los tiempos son razonables para salir.