A través de talleres en los que manejan la autoestima, control de emociones, reglas y límites en la familia, así como la resolución de conflictos, autoridades estatales informaron que buscan prevenir las adicciones entre los estudiantes de nivel básico y medio superior de Coahuila.

Las acciones se llevan a cabo en conjunto con la infraestructura de la Secretaría de Educación (SE), autoridades educativas, directivos escolares, maestros y padres de familia, a fin de tener una cobertura total en el nivel de primaria, secundaria y preparatoria, indicaron.

El director estatal del Programa Nacional de Convivencia Escolar (PNCE), Felipe de Jesús Esquivel Juárez, señaló que la mayor sensibilización con los estudiantes y los padres de familia se logra a través de las conferencias donde es importante crear conciencia acerca de esta problemática de salud.

“Hemos tenido una muy buena aceptación por parte de la comunidad escolar, lo que ha dado como resultado una baja en las incidencias de violencia o que los alumnos opten por las adicciones”, declaró.

Resaltó que se ha detectado que los factores principales para que un estudiante caiga en esta situación de riesgo “es el contexto en que se desenvuelven, o que los padres no tienen la atención adecuada u oportuna y optan por poner atención a otras cosas como las drogas”.

Destacó que trabajan de manera transversal con la Secretaría de Salud con el objetivo de prevenir que niños y jóvenes sean presas de las adicciones, y en caso de que algún estudiante lo necesite, que sea canalizado para su oportuna atención.

El funcionario enfatizó que estos trabajos se desarrollan dentro del Programa de Prevención de Adicciones, mismo que se efectúa a través del Programa Nacional de Convivencia Escolar.