Desde 1950, a la víspera del miércoles de ceniza se le designó como el día de Los Hot Cakes, celebración que se remonta a la antigua Roma, cuando a la par de los carnavales también se dedicaba un día a comer todo lo que estaría prohibido en las siguientes 40 jornadas, durante la cuaresma.

Por ello, este año se celebra el día de los Hot Cakes el martes 13 de febrero, ante lo cual Kantar Worldpanel México comporte datos sobre este esponjoso y suculento alimento, en su estudio denominado “Worldpanel Usage Food”.

El estudio reveló que los Hot Cakes los consumen todas las familias a lo largo del año, sin embargo, sobresale en el nivel medio, en hogares con niños entre siete y 13 años, y el principal momento donde se comen es en el desayuno.

De acuerdo con la firma global experta en el comportamiento del consumidor, este alimento suele ser en un 63 por ciento el plato de entrada en el desayuno, es decir, que no es el platillo principal.

En el estudio refiere que los Hot Cakes se consumen en el desayuno con leche en un 91 por ciento, con huevo 80 por ciento, con mantequilla 72 por ciento, con café 23 por ciento, con mermelada 22 por ciento y con margarina 11 por ciento.

Así como con cajeta en un 10 por ciento, un 9.0 por ciento con leche condensada, siete por ciento con fruta seca, así como miel y 5.0 por ciento con jarabe de maíz o maple.

Para la Usage Food Manager, Mariana Cruz, dijo que “es un platillo para consentir a la familia que se prepara especialmente los fines de semana. La principal razón por la que los consumen es por ser el desayuno favorito de la familia. Otra es que son fáciles y rápidos de preparar”.