El migrante sinaloense Saulo Morales comentó que los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) "se están poniendo las pilas", porque cuando los ilegales son repatriados de la Unión Americana les informan todos sus derechos.

Entrevistado en las inmediaciones del Centro Histórico de esta frontera de Sonora, mencionó que intentó el cruce indocumentado por Baja California hacia California, pero fue detenido, junto con otras personas, por la Patrulla Fronteriza y repatriado.

"Cuando llegamos a la aduana los de Migración nos dijeron que qué necesitábamos, si había alguien enfermo y si necesitábamos comunicarnos con alguien. Está bien que nos avisen de los derechos", comentó.

Asumió que le pareció una buena manera de los agentes del INM, porque están atendiendo bien a la gente y eso cuenta mucho para todos ellos que andan en la aventura y como quiera que sea se sienten fuera de su tierra.

Expresó que también les mencionaron que los que quisieran podían ser llevados a la Casa del Migrante "La Divina Providencia", donde los dejan dormir y les dan alimentos gratis, "y es una gran ayuda".

Comentó que, en su caso, así como lo comentaron otros compañeros, llegan a la región "nomás con la viada, sin dinero", y es muy importante, pero es muy importante el apoyo que les puedan dar.

Reconoció que en su lugar de origen sí hay trabajo en los campos agrícolas, pero cree que al llegar a Estados Unidos podrá ganar más dinero y salir adelante más rápido.

A través de su cuenta de redes sociales, el INM dijo que en el módulo de Repatriación ubicado en Nogales, Sonora, su personal explica a los connacionales repatriados los beneficios que tiene la constancia de repatriación.

Indicó que les da derecho a obtener una afiliación gratuita al Seguro Popular, recibir capacitación para el trabajo y otras prestaciones gratuitas, mediante el programa Somos Mexicanos.