El apoyo al talento de diseñadores mexicanos deriva también en el crecimiento de la economía local y fechas como el Día del Amor y la Amistad son una oportunidad para conocer la escena del diseño en la ciudad y deleitar no solo la vista, sino el estómago y el corazón.

Tráfico Bazar es una iniciativa que se realiza desde 2009 y a decir de su fundadora y directora, Mariana Valdelamar, busca apoyar a pequeñas y medianas empresas del país debido a que es una manera de contribuir en el crecimiento de la economía mexicana.

Con al menos unos 100 expositores de diseño mexicano, esta edición del bazar se lleva a cabo en la calle de Colima 194, en la colonia Roma y contará con un segmento más después del éxito del pasado fin de semana, será el sábado 17 y domingo 18 de febrero próximos.

Se trata, explicó, de que los visitantes establezcan contacto directo con los diseñadores para así conocer de cerca la manera en la que se desarrollan las piezas, aunado a que muchos de los artículos pueden ser personalizados.

Añadió que en este encuentro será posible encontrar ropa, zapatos y decoración, así como un corredor gastronómico en el que participan 10 emprendedores mexicanos, como el restaurante de tlacoyos ancestrales Tlaco, especialista en realzar los sabores del maíz mexicano.

Tráfico Bazar es un plan para todo el día, abundó Valdelamar en entrevista con Notimex, ya que además de los expositores y área de comida, habrá una mezcalería, barras de cerveza y gin, así como talleres para hacer tarjetas decorativas con ilustraciones de diseñadores locales, entre otros.

Agregó que los artículos y servicios provienen de Puebla, Querétaro, Guadalajara, Hermosillo, León, Aguascalientes y de la Ciudad de México, algunos de los cuales se presentan sólo en las ediciones de Tráfico Bazar, que se realiza desde 2009, lo que lo convierte en uno de los primeros bazares de este tipo en la capital mexicana.