El jefe delegacional en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo Román, dio a conocer que hubo saldo blanco tras el operativo que resguardó la integridad de más de 25 mil peregrinos de los estados de Puebla y Guerrero que llegaron a la Basílica de Guadalupe.

Informó que se garantizó la seguridad de los feligreses durante la peregrinación, proveniente de diversas comunidades de Puebla y de Chilpancingo y Chilapa, Guerrero, la cual se inició el 9 de febrero y concluyó este día.

Tanto fieles, como vecinos y comerciantes de la zona próxima a la Basílica de Guadalupe, explicó, desarrollaron sus actividades en orden, con la atención permanente de Protección Civil, la Policía Auxiliar y los servicios médicos de la demarcación.

Explicó que la Estancia del Peregrino registró una ocupación de ciento por ciento, es decir que recibieron alojamiento dos mil 500 personas y fueron estacionados 300 vehículos.

Durante su alojamiento, totalmente gratuito, tuvieron acceso a servicio de dormitorios, regaderas con agua caliente, comedor y servicio médico a lo largo de las 24 horas de cada día que permanecieron ahí.

La atención a los peregrinos incluyó Protección Civil, Asistencia Médica, servicio de sanitarios, orientación y Seguridad Pública. Fueron atendidas 25 personas, de las cuales 20 presentaban malestares propios del cansancio, debido al esfuerzo físico que hicieron. Los cinco restantes presentaban padecimientos respiratorios, que fueron atendidos de inmediato.

Lobo Román señaló como prioridad de su gobierno la seguridad de la población de la demarcación y de los visitantes, la cual, por colindar con cinco municipios del Estado de México, tiene un flujo constante de personas, más allá de las peregrinaciones al recinto mariano, al que visitan millones de católicos de diversos países, de América Latina y el mundo.

Al término de la celebración eucarística de este lunes, que se llevó a cabo a las 11:00 horas, los peregrinos iniciaron su regreso a sus lugares de origen, en diversas localidades del estado de Puebla, y los municipios de Chilapa y Chilpancingo, en Guerrero.