Con la finalidad de que las mujeres privadas de su libertad puedan trabajar en restaurantes cuando cumplan su sentencia, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) firmó un convenio con la Canirac de Tijuana.

El convenio fue firmado por el subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario, David Limón Grijalva, y el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, José Alberto Estrada García.

Durante el evento en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tijuana en la delegación La Mesa, el subsecretario Limón Grijalva aseguró que este día están cumpliendo un compromiso sobre el cual ya se venía trabajando con Canirac desde hace tiempo.

Explicó que el trabajo se desarrollará a través de clínicas de trabajo para que las mujeres sigan aprendiendo sobre el arte culinario nacional e internacional, con talleres para que al término de su sentencia estén en condiciones de encontrar trabajo.

Precisó que este programa es una novedad impulsada por la Unidad de Derechos Humanos y Servicios Penitenciarios, y que a través de la "Cruzada por la Seguridad: tarea de todos" se sirve con dignidad, honestidad y eficacia a los ciudadanos.

El presidente de la delegación Tijuana de la Canirac, José Alberto García, expuso que la realización de este proyecto permitirá abonar que cuando las mujeres terminen su proceso condentario, se incorporen a la vida productiva.

En el evento estuvieron el director de Programas de Reinserción Social y titular de la Unidad de Derechos Humanos y Servicios Penitenciarios, Heriberto García García; la presidenta de la Fundación Rebeca Lan, Rashel Cohel Lan, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, Genaro de la Torre Quintanar.