El puente El Carrizo de la supervía Mazatlán-Durango será reabierto a la circulación vehicular, en una primera fase, con un paso provisional en ambos sentidos el próximo 23 de marzo, informó el gobierno de Sinaloa.

En un comunicado, expuso que los gobernadores de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel y de Durango, José Rosas Aispuro Torres, junto con Óscar Callejo Silva, subsecretario de Infraestructura de la SCT, realizaron una inspección al puente.

Durante esta visita se dio una explicación del accidente, los daños sufridos y el proceso de reconstrucción para su reapertura al tráfico en distintas fases, desde la provisional previo a Semana Santa, hasta llegar a la circulación normal proyectada al 31 de agosto.

Señaló que el puente El Carrizo, ubicado en el kilómetro 162+7 de la súper carretera Mazatlán-Durango, sufrió daños por el percance de una pipa doble remolque el pasado 12 de enero, que provocó su exposición al fuego durante ocho horas, hasta una intensidad de mil grados centígrados.

Agregó que los daños fueron en losa, carpeta asfáltica, junta de calzada, tirantes, vigas, superficie de cajones principales, en interiores de dovelas (secciones de concreto) y zonas de pila del puente, ante lo cual se cerró a la circulación por seguridad.

Precisó que desde el 13 de enero, ingenieros especialistas en diseño y construcción de puentes de la SCT, realizaron un dictamen de daños ocasionados por el fuego en cada uno de los elementos del puente doble voladizo, basado en pruebas al concreto y al acero (ísicas, químicas y mediciones).

Durante este recorrido, Luis Rojas Nieto, director general de la empresa Freyssinet Tierra Armada, explicó que con base en los daños detectados se realizó el proyecto ejecutivo de los trabajos que se llevarán a cabo.

Considerando el proyecto original, como el reforzamiento en las dovelas del puente para construir una sobre losa, con el objetivo de dar paso vehicular en ambos sentidos, a Mazatlán y a Durango, antes de Semana Santa.

Una vez abierto el tránsito, luego de hacerse las pruebas de carga, se continuará con los trabajos en la parte central del puente para restituir las condiciones originales del mismo en los cuatro carriles de circulación, con una estimación aproximada de ocho meses.