Con increíbles localizaciones para filmar, grabar y crear, Huesca es una zona que busca atraer rodajes a esa provincia del noreste español por su gran potencial y captar turismo cinematográfico.

Paisajes naturales, ferrocarriles, estaciones de esquí, pistas, presas, castillos, las infraestructuras urbanas más modernas del territorio y pueblos y espacios rurales como el cañón del Vero en Alquézar, los callejones de Aínsa o los campos de la Hoya de Huesca buscan el ojo del creador.

Luis Buñuel, José Luis Borau, Carlos Saura o Bigas Luna han sido algunos de los cineastas españoles más destacados que han rodado en la provincia junto a producciones como la de 20th Century Fox con Ridley Scott dirigiendo “El Reino de los Cielos” en el Castillo de Loarre, en 2005.

A 35 kilómetros de la capital provincial de Huesca se encuentra el Castillo de Loarre, la mejor fortaleza románica de Europa y uno de los más antiguos e interesantes del norte de España.

El magnífico monumento medieval está situado junto a la población de Loarre, en la sierra del mismo nombre, dentro de la comarca de la Hoya de Huesca. Fue construido en el siglo XI, en los momentos más peligrosos de la Reconquista y está considerada como uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar y civil de la época.

Todo el conjunto está rodeado de una gran muralla que se construyó en 1287, y abarca unos 10 mil metros cuadrados y con un perímetros de 172 metros.

Detras la puerta de acceso, el visitante puede encontrar una imponente escalera cubierta por una bóveda de cañón y adornada con una cenefa de ajedrezado Jaqués. En la escalera, hay dos estancias, el cuerpo de guardia y la cripta de santa Quinteria.

Sobre la cripta se ubica la iglesia de San Pedro, construcción  románica de una nave única y ábside semicircular entre los que se abre una cúpula de 26 metros de altura. Junto a la iglesia, las dependencias de los canónicos y de los nobles.

 Al sur, en lo que fue la parte del castillo original, está el patio de armas y junto a él la iglesia de Santa María, anterior a la fundación del monasterio. 

La torre de la reina se sitúa sobre la entrada a la parte militar. La torre del homenaje, de 22 metros de altura, tiene 5 plantas y está comunicada con el castillo a través de un puente levadizo.

Además de "El reino de los cielos" (2005), dirigida por Ridley Scott; en este castillo se filmó "Valentina" (1982), del español Antonio José Betancor y "Miguel y William" (2006), dirigida por Inés París y protagonizada por Elena Anaya y Malena Alterio.

El Castillo de Loarre también ha sido el escenario de grabación de programas televisivos como "La noche de los castillos".