La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), entregaron 12 casas a familias damnificadas por los sismos del 19 de septiembre de 2017 en Santa Martha Ocuilán, Estado de México.

El director general del Fonhapo, Ángel Islava Tamayo, hizo la entrega de las nuevas casas, que fueron construidas en un tiempo récord de tres meses, informaron ambas instancias en un comunicado conjunto.

Con una inversión total de un millón 656 mil pesos, en la que la Fundación Vamos a Dar aportó la mitad y regaló una casa, los nuevos hogares cuentan con 45 metros cuadrados, dos recámaras, cocina, baño, área de usos múltiples, losa de cimentación, techo de concreto.

También incluyen muros de sillar reforzado con castillos y trabes de concreto; impermeabilización, cocina ecológica, sistema de recolección de agua pluvial, sistema de bombeo con mecate e instalaciones eléctrica, hidráulica y sanitaria.

Islava Tamayo precisó que a casi cinco meses de la tragedia “ya estamos levantando viviendas en todo el país”, y subrayó de manera especial, que en Santa Martha, se registra un tiempo récord al construir las casas en tan sólo tres meses, con la participación de la mano obra de las familias afectadas, y de gran parte de la población en general.

“Lo que nosotros, como institución del gobierno federal, queremos decir, es que aquí es donde realmente se ve reflejado el trabajo que hacemos en coordinación con fundaciones y sociedad. Cuando sucede una tragedia, lo único que podemos hacer es unirnos todos para trabajar juntos y salir adelante”, dijo.

Con este tipo de acciones, señaló el titular del Fonhapo, se cumple con el propósito y el mandato presidencial de apoyar no solamente a las personas de más bajos recursos, sino también aquellas que tienen la necesidad imperiosa de una vivienda al verse afectadas por fenómenos naturales, como aquí sucedió.